Huelga de hambre en la Municipalidad

Raúl Castells nuevamente se llegó hasta el Palacio Municipal de nuestra ciudad a los fines de presentar reclamos sociales de ciudadanos humildes de nuestro medio. Principalmente reclamando por las boletas de luz y por bolsones de comida, el intendente Ariel Santalla lo atendió en su despacho pero al no tener las respuestas esperadas, el dirigente social tomo la decisión de llevar adelante una huelga de hambre.
Otra vez la calma con la que cuentan los ciudadanos de Ramallo fue interrumpida por una marcha, bien entrada la mañana vecinos de esta comunidad se enfilaron detrás del líder político Raúl Castells y se llegaron desde el Barrio Valle de Oro de Villa Ramallo hasta la Municipalidad para presentar reclamos al intendente.

Una vez en el Palacio Municipal tomaron las instalaciones lo cual determinó que el personal municipal que se encontraba trabajando fuera desafectado de sus tareas. Después, de común acuerdo, y a la espera de que el intendente recibiera a Castells, las personas que lo acompañaban decidieron permanecer solamente en los pasillos de la Municipalidad, ya que estaban también en zona de oficinas y esperar como saldría la charla con el jefe comunal.

De la reunión no llegaron las mejores noticias por tanto el dirigente tomó la decisión de realizar una protesta más fuerte. Desde el mediodía decidió que permanecerá en una huelga de hambre dentro de la sede gubernamental, hasta que sus pedidos sean atendidos por parte del Ejecutivo Municipal, por tanto aún permanece la comitiva de vecinos que llegaron junto a Castells a la Municipalidad dentro de la misma.

Si bien muchos consideran expresarse y hacer reclamos que creen necesarios como algo correcto, muchas tantas otras no comparten los medios que se llevan adelante para hacer estos reclamos ya que esta mañana mucha gente no pudo realizar trámites por la protesta. Y deberán esperar a que el problema tenga una solución para poder hacerlos.

Comentá la nota