Hubo trompadas y amenazas con arma de fuego en discusión del FPV

Hubo trompadas y amenazas con arma de fuego en discusión del FPV

La salida de José Ottavis de la presidencia del bloque del bloque del Frente para la Victoria en la Cámara de Diputados de la provincia parece haber traído más problemas que soluciones para el resto de los legisladores y ayer, en medio de una discusión por la conformación de las comisiones hubo trompadas, amenazas y, dicen algunos, hasta un arma de fuego.

Los protagonistas de la pelea fueron Aníbal Regueiro, intendente con licencia de Presidente Perón y aliado a La Cámpora, y Héctor Quinteros, de estrecho vínculo con Walter Abarca, conductor del grupo de “diputados rebeldes” del FPV en la Legislatura.

La tensión subió en medio de una reunión en el despacho de Marcelo Feliú, en la que se le recriminaba a Quinteros por armado de las comisiones y el “destrato” hacia Marisol Merquel, camporista que había solicitado ser tenida en cuenta a la hora del reparto.

"Te voy a cagar a trompadas", dicen testigos que la habría dicho Regueiro a Quinteros cuando la tensión llegó a su punto máximo.  La respuesta del hombre de San Nicolás fue más desafiante, “que sea ahora”, dijo y desato la furia de su interlocutor.

“Los gritos se escucharon desde los pasillos” le contó a NOVA un trabajador de la legislatura que agregó que “se esperaba que en algún momento pasara algo así en ese bloque”.

Pero el paso de la agresión verbal a la agresión física no fue suficiente para cerrar el episodio y luego de empujones y trompada, Regueiro habría exhibido un arma de fuego al grito de “te voy a meter un tiro”.

Fue la intervención del resto de los legisladores lo que clausuró el entuerto, aunque ninguno de los diputados presentes confirmó o negó hasta ahora la existencia del arma.

Por el momento, y a pesar de este hecho, el FPV sigue siendo un solo bloque en diputados y para mantener la unidad, más allá de que formal e interinamente la presidencia está en manos de Abarca, se ha conformado una “mesa de diálogo” para acordar las nuevas autoridades. ¿Lo harán conversando o a los tiros?

Coment� la nota