No hubo tanto brillo, pero el Mundial quedó muy cerca

Si hoy Brasil vence a Uruguay, el pasaje estará asegurado. Ayer, la Selección mostró altibajos.
Aunque no repitió la buena actuación de los tres partidos anteriores, la Selección argentina dio un nuevo paso hacia el Mundial de Turquía 2010 al vencer anoche a México por 77-65, en la segunda jornada de los cuartos de final del Premundial. El equipo de Sergio Hernández podría entrar a jugar esta noche ante Puerto Rico (a las 22) con la clasificación asegurada si se da la lógica y Brasil vence en el partido previo a Uruguay (que empezará a las 19.30 de nuestro país).

Argentina entró a este partido bastante más relajado que en los anteriores y por eso no pudo sacar una gran ventaja desde el inicio. Román González comenzó activo y aprovechó la debilidad de los internos mexicanos para sumar algunos puntos (fue el goleador argentino del primer cuarto con 6) y despegar a la Selección por apenas 5 (8-3), que fue la máxima diferencia que consiguió en los primeros 10 minutos. En ese lapso Argentina volvió a tener problemas para convertir desde posiciones cercanas al canasto (con una escasa efectividad de 6/15 dobles) y no apeló demasiado a los tiros de tres puntos (1/2).

Parecía que la Selección lo liquidaba en el arranque del segundo cuarto. Metió un parcial de 9-0 (4 de Quinteros y 5 de Scola) para escaparse 26-17. Un doble de Llamas sacó a México del letargo, pero lo que no pudo hacer Llamas, de escasa movilidad, fue frenar a un Scola que sumó nueve puntos en 7' (13 en todo el primer tiempo) hasta que el técnico Hernández le dio descanso. Un triple de Leo Gutiérrez llevó la máxima a 10 puntos (31-21 en la mitad del segundo), pero no pasó de ahí. Argentina no estuvo constante en su intensidad y los mexicanos siempre sintieron que podían dar pelea.

Mantuvo la confianza el conjunto azteca, y llegó a ponerse a un punto con una potente volcada de Gustavo Ayón (42-41). Fue la última vez que Argentina sintió amenazado su liderazgo en el juego. El parcial de 10-2 alejó a la Selección otra vez a nueve y México ya no pudo volver a arrimarse.

Tres triples de Leo Gutiérrez fueron estirando la máxima cada vez más. Primero a 11 (62-51), después a 14 (69-55) y por último a 15 (72-57). Cuando metió el último, desde siete metros y medio, recibió la felicitación de su marcador Gustavo Ayún.

La planilla marca a Scola como el hombre más destacado del juego (25 puntos, 7 rebotes y 5 asistencias), pero no hay que olvidarse del gran aporte de Federico Kammerichs (14 puntos, 11 rebotes y dos tapas), el más parejo del seleccionado en este torneo y el de mayor crecimiento desde la Copa Tuto Marchand. Sólo faltaría que Paolo Quinteros (ayer apenas tomó 4 tiros) recupere la confianza y pueda convertirse en referente ofensivo del perímetro, como quiere Hernández.

Parece difícil, casi imposible, que la clasificación a Turquía se le escape al conjunto argentino. Hay que dar el último paso.

Comentá la nota