No hubo reacción oficial ante críticas a las políticas sociales en la Provincia

No hubo respuesta del Gobierno, a través del Ministerio de Desarrollo Social y sus respectivas áreas, al diagnóstico de la senadora nacional, Teresita Quintela, de que la Provincia está "bastante mal" en las políticas de niñez, adolescencia y familia.
Ante el diagnóstico nada alentador de la senadora Quintela sobre la situación social en la Provincia, en especial lo referido a las políticas de niñez, adolescencia y familia, EL INDEPENDIENTE buscó la respuesta de los jefes de las respectiva carteras, pero sin éxito a la requisitoria periodística.

El ministro de Desarrollo Social, Délfor Brizuela, no quiso responder las declaraciones de la senadora porque según manifestó se encontraba en el campo y no había leído el artículo publicado en la edición de ayer de EL INDEPENDIENTE. Tampoco fue posible contactarse con la secretaria de Desarrollo Humano y Familia, Azucena Ceballos, generalmente reacia a responder las requisitorias periodísticas.

En la búsqueda del responsable de la Dirección de Niñez y Adolescencia, dependiente de Desarrollo Humano y Familia, surgió que hace aproximadamente un mes hubo cambios en esa área que no trascendieron en la prensa, ni tampoco se informó oficialmente. Hasta hace un mes esa dirección estaba a cargo de Hebe Fuente, quien respondía a Ceballos y según trascendió presentó su renuncia ante las dificultades con el personal de la repartición de Niñez y Adolescencia.

En su lugar se nombró a un psiquiatra identificado como Sabino Luna. El profesional provendría de Buenos Aires y habría sido recomendado por el secretario Legal y Técnico de la Gobernación, Luis Brizuela, hermano del ministro de Desarrollo Social. Según se comenta en el edificio donde funciona Desarrollo Humano y Familia el flamante funcionario aún no hizo su paso por ahí.

De la cartera encargada de diseñar las políticas de Niñez y Adolescencia depende programas tales Casas Hogares y el Hogar Niño Alcalde. La senadora Quintela también advirtió que tenía información de que "cosas raras" pasaban con el programa Casas Hogares y que lo daría a conocer una vez confirmada las denuncias que le llegaron.

También de Desarrollo Humano y Familia depende el instituto de contención y rehabilitación social "Nueva Vida" donde se investiga una denuncia por abuso sexual. La víctima sería un adolescente de 14 años alojado en el instituto quien involucró a otros dos de 16 y 17 años.

Comentá la nota