Hubo quórum en el Concejo y asumió Martina

Luego de varios intentos fallidos, finalmente pudo asumir hoy María Martina como concejal de la ciudad de Resistencia, en reemplazo de María Alejandra Carballeira. La toma de juramento estuvo a cargo del presidente del cuerpo deliberante, José Barbetti, en el marco de una sesión especial a la que no asistieron los concejales justicialistas.
En la sesión, además, el Concejo aprobó una ordenanza a través de la cual se adhiere a la emergencia sanitaria provincial por la gripe A.

Con la ausencia de los concejales del bloque justicialista, el cuerpo legislativo pudo finalmente celebrar hoy la sesión especial porque el edil del ARI, Rafael Kadlec, concurrió al recinto y permitió que se alcance el quórum.

La presencia de Kadlec hizo posible retomar la sesión especial convocada el martes, y que había pasado a un cuarto intermedio porque la oposición no había dado quórum. Kadlec explicó ayer que su presencia en el recinto fue para cumplir con la comunidad y con el objeto de dejar definida totalmente la normalización del cuerpo.

Para que pueda asumir Martina, el cuerpo conformó la Comisión de Poderes, integrada por Ebe Arechavala, Rafael Kadlec y Clarisse Pasmanter, ésta última ausente con aviso. Esta comisión es la que se encarga de comprobar que esté en orden la documentación presentada por los concejales al asumir el cargo. Tras el visto bueno, se procedió finalmente a la toma de juramento a Martina por parte del presidente, José Barbetti. Luego, la nueva concejal ocupó su banca, con lo que se dio por finalizado así un largo proceso normalizador del cuerpo deliberante de la ciudad, que había ingresdo en una conflictiva situación político legal en julio del año pasado como consecuencia del alejamiento involuntario por razones de salud de la presidente del cuerpo, María Alejandra Carballeira.

Martina adelantó que trabajará en favor de la ciudadanía que la votó y se pondrá en campaña para analizar los principales puntos que se necesita aprobar, como ser el Presupuesto Municipal y la Ordenanza General Tributaria, entre otros.

Comentá la nota