Hubo una proyección y debate sobre la destrucción y el saqueo ferroviario en la UNLu

Se pudo ver esta tarde en el salón auditorium “La próxima estación”, de Pino Solanas. Hubo dirigentes gremiales protagonistas de la historia. Edgardo Reynoso se quejó de la “judicialización de la lucha”.

Este martes se proyectó en el salón auditorio de la Universidad Nacional de Luján la última película de Fernando “Pino” Solanas, “La próxima estación”, que trata del saqueo ferroviario y muestra de manera didáctica e ilustrativa, al modo de paso de estaciones y en forma documental, el surgimiento esplendor y decadencia del ferrocarril en la Argentina. En la oportunidad estuvieron presente los dirigentes ferroviarios Edgardo Reynoso y Diego Hormachea, el primero también partícipe como uno de los que ayuda al relato en el filme.

A la proyección concurrió un buen grupo de alumnos, quienes se quedaron para las reflexiones finales y el debate sobre los aspectos tratados en el filme de Solanas, a los que se refirió el dirigente Edgardo Reynoso, además de referirse al hecho de que el venidero 18 hay elecciones en la Unión Ferroviaria y los muchachos de la Lista Bordó vuelven a enfrentar a la burocracia Verde del secretario general de la Unión Ferroviaria (UF), José Pedraza. Además, en una entrevista con este medio Reynoso habló sobre el juicio oral en su contra que comienza el 10 de diciembre, asegurando que se “judicializa la lucha”.

Edgardo Reynoso por estos días está a la expectativa de elecciones, en pleno proceso eleccionario, en campaña, y hoy justamente hace pocas horas pudieron en el “Belgrano Sur” presentar la lista de delegados: “El proceso electoral es tan amañado, tan fraudulento y tramposo, que nos habían impedido presentar en las elecciones delegados con diferentes artilugios. Logramos apelar al ministerio de Trabajo y a partir de ahí nos oficializaron la lista”, dijo al respecto.

Sobre sus expectativas, comentó que pasan por retomar la seccional Haedo y sobre todo “y fundamentalmente” sostener los cuerpos de delegados que ya tienen, en el Belgrano Norte, en Sarmiento y en el Mitre: “Este proceso electoral tan amañado le impide a los trabajadores ferroviarios elegir una conducción nacional en este proceso. La gente no puede votar candidatos, pero evidentemente hay oposición, en estas 4 líneas hay un proceso de búsqueda de los compañeros de nuevas conducciones”, afirmó.

“Estas fueron las conducciones que fueron partícipes de la destrucción de los ferrocarriles”, cuestionó Reynoso, en esta vuelta a Luján: “Siempre vengo, esta es otra oportunidad en que estoy en esta Universidad, justamente para ver este testimonio muy elocuente acerca de la destrucción de los ferrocarriles. Es un documental muy bueno que abre el debate, un debate que no es fácil hacerlo o impulsarlo pero que justamente la película nos ha posibilitado llegar a muchos sectores”.

A juicio oral

En tanto, y teniendo en cuenta que el próximo 10 de diciembre comienza el juicio oral a Reynoso, Hormachea y otros cortes de vía y cierres de boletería, en una causa que tiene 4 años, se le pidió su opinión: “Nos llevan a juicio oral con el argumento del corte de vías pero lo que quieren hacer es judicializar la lucha. Nosotros pelamos por poder presentarnos en elecciones y gracias a ese paro que hicimos pudimos hacerlo. Pero nos han castigado llevándonos a juicio oral, es una causa que no es por el corte de vías, ya que este es un vericueto legal para sancionar a quienes nos opusimos al fraude como el de los gremios como la Unión Ferroviaria”, dijo.

“Vamos a pelear por nuestra absolución”, afirmó y destacó que hay un petitorio que están firmando en este momento varias personalidades pidiendo la absolución: “El derecho era el que nos llevó a ese conflicto, el reclamo era la posibilidad de elegir y ser elegidos. Peleábamos por la democracia sindical, pero evidentemente los jueces y los funcionarios de los gobiernos así como los viejos sindicalistas tratan de cercar los sindicatos para que no pase la democracia a ellos”, agregó.

Crisis mundial

Por último, consultado sobre cómo repercute la crisis mundial en el transporte ferroviario, Reynoso dijo que “al igual que en todas lados, sobre todo porque los trabajadores somos los que vamos a pagar la bicicleta financiera de los grandes bancos”: “Hay una transferencia fabulosa de fondos y ese dinero sale de los bolsillos de los trabajadores”, marcó el dirigente ferroviario. “En Argentina ya han empezado los despidos y esta es una economía subsidiada. Puede el gobierno negar los despidos como niega la inflación, pero lo cierto es que hay compañeros que están despedidos y la crisis financiera mundial está golpeando aquí bastante. Por eso necesitamos nuevas conducciones que estén al servicio de los trabajadores y no de los grandes empresarios. Los tiempos que se vienen son muy complicados, los gobiernos y los grandes empresarios pretenden que los trabajadores seamos patos de la boda y por eso debemos organizarnos. Insisto: se vienen tiempos muy duros”, completó.

Comentá la nota