Hubo polémica y acusaciones por la caducidad de la Bandera Provincial

Cirnigliaro afirmó que se ataca a la Iglesia. Alvarez y Mansilla lo desmintieron.
La declaración de caducidad de la ley de creación de la Bandera Provincial, advertida ayer por LA GACETA, enfrentó a legisladores.

Osvaldo Cirnigliaro manifestó ayer su fastidio por haber sido declarada de objeto cumplido esa disposición, y la consideró un ataque a la Iglesia. “José Alperovich quería que se la elimine cuando era legislador (1995-1999) e insistió, luego, cuando fue ministro de Julio Miranda”, aseveró el laborista, en referencia a la cruz que domina la bandera aprobada durante la gestión de Antonio Bussi.

La respuesta vino de Roque Alvarez. “Cirnigliaro tuvo cuatro horas para haber hecho esta presentación, pero estuvo ausente hasta el mediodía”, criticó. Ocurre que el opositor habló cuando la Cámara estaba en comisión, a la espera de la exposición del historiador Carlos Páez de la Torre. “Somos un pueblo confesionalmente cristiano y esa norma quedó caduca por el desuetudo: casi ninguna institución la usa. No renegamos de nuestra fe por votar como lo hicimos”, agregó.

El peronista Sergio Mansilla reaccionó desde su banca, a los gritos contra Cirnigliaro. “Ayer (por el martes) votaste esa misma ley, tan estudioso que sos”, le dijo. Al concluir la sesión, ambos se fueron y no participaron de la foto protocolar que se tomó para recordar las sesiones para derogar normas.

Desde el oficialismo se aclaró que se impulsará un nuevo proyecto de ley para aprobar un modelo de la enseña provincial, con la realización de un concurso abierto de diseños. Ayer, Oscar Godoy y Gregorio García Biagosch se adelantaron y presentaron una iniciativa al respecto.

Comentá la nota