"Ahí no hubo pelea, nos vinieron a matar"

Sergio Vázquez, compañero de Ariel Quiroga en la Uocra, resultó herido tras la pelea con los petroleros y cuenta lo que pasó.
"No fue una riña. Ahí no hubo pelea. Nos vinieron a matar", dijo Sergio Vázquez, dirigente mendocino de la Uocra (Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina), quien fue golpeado el jueves a la mañana durante el enfrentamiento en que murió su compañero, Ariel Quiroga. Los dos fueron atacados por integrantes del Sindicato de Gas y Petróleo de Río Negro y Neuquén, un gremio rival.

Vázquez fue golpeado y se desmayó. Pero Quiroga fue perseguido y acorralado contra un canal. Y se tiró al agua o lo tiraron, según las distintas versiones. Murió ahogado.

Los incidentes ocurrieron cerca de Colonia 25 de Mayo, un pueblo ubicado en el suroeste de La Pampa y a pocos kilómetros de los límites con las provincias de Neuquén y Río Negro. Allí, en la década de los '70, se proyectó una colonia con producción frutícola, para seguir los pasos del Alto Valle. Pero la producción fracasó porque las tierras eran malas.

También, por esos mismos años empezó la producción petrolera. Pero desde el año 2004, con algunos hallazgos y la trepada del precio del petróleo, la zona comenzó a vivir un boom. En cuatro años se duplicó la población de 25 de Mayo. Ahora viven unas 15.000 personas.

Con el boom petrolero llegó la pelea por la afiliación de los trabajadores. Por un lado está el sindicato de Petróleo de Río Negro y Neuquén, liderado por Guillermo Pereyra; y por otro el sindicato de Petróleo de Bahía Blanca, que tiene como aliados a los sindicalistas de la construcción de la Uocra de las provincias de Mendoza y de la La Pampa.

Vázquez tiene moretones en los brazos y el cuerpo. Se recupera en el Hospital de Santa Rosa de los golpes que le causaron un traumatismo de cráneo. Habla pausado, se cansa. Y cuenta lo que le dijo a la justicia sobre los incidentes sangrientos del jueves.

-¿Qué fue lo que pasó en el puente?

-Estábamos con una asamblea. Había gente que está trabajando por Uocra en el yacimiento El Corcovo. Y un grupo de la gente que iba a entrar a trabajar en las obras que están saliendo. Petro Andina (que explora El Corcovo) nos va diciendo que van a salir tantos lugares de trabajo y se va ocupando con la gente de 25 de Mayo.

-¿Pero ustedes estaban cortando la ruta?

-No, no era un corte.

-¿Cuántos eran los sindicalistas de la Uocra Mendoza que participaban de la asamblea?

-Solamente dos. Ariel Quiroga, que es dirigente, y yo, que soy un colaborador. Eramos dos, no íbamos a ir a cortar.

Cuando íbamos a empezar a hablar, para que la gente después se fuera a sus trabajos, llegó esta gente. Sin mediar palabras empezó a agredirnos con palos, fierros, con las palancas de las ruedas. Nos apuntaron a nosotros, a pesar (de) que había otro grupo de desocupados.

-¿Quién los marcó?

-Pérez, el delegado del Sindicato de Gas y Petróleo de Río Negro y Neuquén en la empresa Zille. A los otros no los conozco.

-¿Ustedes escaparon en auto?

-No, nosotros atinamos a correr, a protegernos. Ariel Quiroga corría a la derecha mía. Nos iban pegando a los dos, con fierros y con palos. Fui a una camioneta de la Policía que estaba a unos metros. Me agarré de la camioneta, y me siguieron pegando. Y perdí el conocimiento. Me desperté y estaba adentro, pero no sé quién me tiró ahí.

-En el momento que los agredían, ¿escuchó disparos?

-No. Porque a mí me vienen golpeando. No puedo escuchar nada. Tenía dos o tres fierrazos. No te puedo mentir. Sí que a Quiroga lo iban persiguiendo.

-¿Lo acorralaron en el canal matriz?

-Él iba escapando. Trataba de salvarse. Una persona que es consciente de lo que es un canal matriz no se tira. Para mí lo empujaron ellos. Lo 'echaron' ellos.

-¿Qué tiene que pasar para que se calmen las cosas?

-Esto no tendría que haber pasado. Lo que hay es un yacimiento donde salió trabajo. Viene un patoterismo. El que es petrolero es petrolero, y el que es 'Uocra' es 'Uocra'.

-¿Sabe que la causa fue caratulada primero como homicidio en riña?

-No, eso no fue una riña. Ahí no hubo pelea. Una pelea es cuando hay enfrentamiento. Nos vinieron a matar. CC

Comentá la nota