No hubo paz y la Muni queda al mínimo mínimo

Fracasó la negociación. Desde hoy se profundizarán las asambleas de los trabajadores. No habrá controles en las calles y menos atención en Salud.
Todo parecía indicar que los empleados municipales y los funcionarios de Daniel Giacomino llegarían ayer a un principio de acuerdo. Sin embargo, una diferencia en los números tiró por tierra la posibilidad de diálogo que habían retomado esta semana. Desde el lunes el gremio intensificará las protestas con guardias "mínimas, mínimas" sin límite de tiempo, porque las partes no aseguraron cuándo habrá una nueva negociación.

Paciencia y más paciencia porque desde la semana próxima los cordobeses cumplirán los 40 días de un conflicto que dejó, desde el 11 de junio, los servicios resentidos o ausentes, luego de que la gestión de Giacomino retirara prolongaciones de jornadas y horas extras.

El secretario de Gobierno, Guillermo Luque, recibió ayer por tercera vez en la semana al líder del Sindicato Unión Obreros y Empleados Municipales (Suoem), Rubén Daniele, pero no lograron ponerse de acuerdo. Sólo las partes consensuaron reducir de 72 a 60 por ciento el gasto del presupuesto destinado para sueldos. Ante la falta de entendimiento, Luque lanzó una nueva alternativa como una forma de flexibilizar la discusión, por lo que le planteó a los municipales que el Ejecutivo en lugar de ahorrar 6 millones mensuales en horas extras y bonificaciones, podría bajar a 5 millones de pesos.

La idea del funcionario era tentar a los agentes con la posibilidad de que quede un millón de pesos para julio y agosto que pueda cubrir algunas horas extras y bonificaciones necesarias para la funcionalidad del municipio, no así para las prolongaciones de jornadas.

"Hay un límite para protestar. No vamos a restituir todos los adicionales porque la situación económica y el esfuerzo que se está haciendo lo tienen que hacer todos", expresó al término de la reunión el secretario de Gobierno.

Daniele, quien 24 horas antes había adelantado que llegaría "esperanzado a la negociación, cambió rápidamente de postura cuando el funcionario de Giacomino no accedió al pedido del gremio, que fue más allá: restituir todos los adicionales.

Luque propuso bajar lo que la Municipalidad pretendía ahorrar, pero el Suoem dijo que pretendía una negociación mes por mes, pero que, además, se dejara fuera lugar al decreto 2.228, que estableció el quite de horas extras y prolongaciones de jornadas, además de una reducción al 20 por ciento de las bonificaciones.

La pelea entre las partes se tornó cerrada cuando los números no coincidían. Por un lado, el Ejecutivo planteó que con el quite de horas extras la Municipalidad se ahorraría 1.400.000, mientras que para el gremio es de 2.600.000 pesos. También hay cifras dispares en el recorte de bonificaciones porque, según el municipio, se retendrían 600 mil; para el sindicato 200 mil pesos. "Todo el mundo sabe que este es el principal problema que tiene el gremio, que disparó el conflicto, fue el recorte. Cuando nos avenimos a discutirlo y nos sentamos para verlo, se consigue un mínimo de recuperación... Ahora, si hoy me dicen que ese mínimo va a tener vigencia por 10 días y luego va a ser menor, no hay manera", dijo Daniele, quien –al constatar las diferencias de los números– dejó la reunión. Debido a esta situación, el Suoem resolvió anoche "profundizar las protestas": durante el fin de semana no se realizarán controles y desde el lunes todas las áreas estarán en asamblea y se resentirán aún más los servicios de salud.

Cortes y recortes en el conflicto

Fin de semana. Debido a la falta de acuerdos, estarán paralizadas en forma total las áreas de Espectáculos Públicos, Control de la Vía Pública, Tránsito, Protección Humana y Habilitación de Negocios. Tampoco habrá contratados trabajando porque cumplen tareas de lunes a viernes. Habrá medidas sorpresivas.

Palacio. Desde el lunes no se atenderá en ninguna repartición municipal desde las 8. En los CPC, desde las 7.30; y en las áreas operativas, desde las 7.

Salud. En la quinta semana del conflicto los hospitales y dispensarios se verán seriamente afectados. En el Urgencias no atenderán los consultorios externos; en el Infantil y en los dispensarios habrá menos médicos atendiendo; en Medicina Preventiva sólo se realizarán los trámites prenupciales; en Epidemiología y en el Odontológico trabajarán las guardias mínimas. Calidad Alimentaria, cerrada.

Comentá la nota