Hubo una movilización para reclamar la reapertura del hipódromo local

Varias personas vinculadas con la actividad hípica se manifestaron ayer frente a la comuna para reclamar la pronta reapertura del hipódromo. El predio se cerró hace dos años a causa de la quiebra del Jockey Club.

En una movilización encabezada por el secretario general de la Asociación Gremial del Personal de Hipódromos, Miguel Angel Quiroga, ayer se reclamó frente al Palacio Municipal la reapertura del hipódromo local, que parmenece cerrado desde hace unos dos años a causa de la quiebra del Jockey Club.

El establecimiento dejó de tener actividad en el año 2006, lo que -según explicó Quiroga- terminó perjudicando a cientos de personas que vivían de la cría, la preparación de los caballos, el mantenimiento de la pista y de las carreras. "La hípica no es un juego, es una industria que le da de comer a muchas familias y genera recursos para el Estado", sostuvo el gremialista.

La movilización resultó pintoresca ya que hubo caballos montados por jockeys que recorrieron las calles céntricas hasta llegar al Palacio Municipal, donde los manifestantes formalizaron su reclamo ante el secretario de Gobierno, Juan Guinazú.

Anteayer Quiroga ya había hecho una exposición en el Concejo Deliberante desde la Banca 25 y, horas más tarde, había sido recibido por el intendente Gustavo Pulti.

Las críticas de los manifestantes estuvieron dirigidas hacia el juez Víctor Scosimarro, que tiene a su cargo la causa en la que se tramita la quiebra del Jockey Club de Mar del Plata, a quien le reprocharon no haber tomado aún alguna resolución que permita rehabilitar el hipódromo local.

A la protesta se plegaron cuidadores de caballos, peones, propietarios de studs, criadores y hasta apostadores, que desean que el establecimiento, fundado hace unos 33 años, pueda retomar su actividad. Además hubo vecinos de los barrios Hipódromo, La Herradura y San Jorge, quienes aseguraron haberse visto perjudicados por el cierre del predio.

El presidente de la sociedad de fomento de Hipódromo, José Mayo, le explicó ayer a LA CAPITAL que su barrio "nació y creció alrededor" de la actividad hípica y precisó que allí residen 400 familias que trabajaban en actividades vinculadas con el hipódromo. "La vida de la gente se resintió mucho desde el cierre. Si bien los studs siguen funcionando porque se preparan caballos para llevar a Palermo o San Isidro, desde que no se hacen carreras mucha gente se quedó sin trabajo", aseguró.

Por su parte Quiroga reivindicó ayer durante la protesta la larga tradición que tiene la hípica en la Mar del Plata, subrayando que "de acá salieron los cracks, los mejores caballos del mundo" ya que en la zona existen las mejores condiciones para la cría de este tipo de animales. Además de resaltar que la reapertura del hipódromo permitiría recuperar puestos de trabajo, el sindicalista dijo que la vuelta de las carreras le aseguraría al Estado una "muy importante fuente de ingresos" económicos derivada de las apuestas.

Por otra parte Quiroga sostuvo que durante los últimos años se hicieron gestiones ante distintas autoridades para solicitar su apoyo. Dijo que ya están al tanto del tema varios funcionarios y hasta la presidenta de la Nación, Cristina Fernández, a quien el gremio le hizo llegar su inquietud cuando aún era senadora de la Provincia de Buenos Aires. "Tiene que haber una decisión política que permita que el hipódromo vuelva a funcionar como corresponde", sostuvo Quiroga.

Comentá la nota