Hubo insultos al intendente y un nuevo corte de la ría.

Hubo insultos al intendente y un nuevo corte de la ría.
Los pescadores se sintieron agraviados por Ombrosi. Atravesaron sus lanchas en el canal principal, para impedir la navegación.
Unos diez pescadores artesanales insultaron, ayer, a los funcionarios municipales, a pocos segundos de iniciada una reunión con el subsecretario de Gobierno, Andrés Ombrosi.

Según Pedro Santos, presidente de la Cámara de Pescadores, el funcionario inició el encuentro preguntando cuáles son las inquietudes de los trabajadores, palabras que generaron el fracaso de la reunión y una gran cantidad de insultos hacia él y el intendente Cristian Breitenstein, a quien trataron de "tarado" y "pe...".

"A Ombrosi no lo conozco. Lo vi por primera vez recién, pero, en un q... de estos, hay que poner un tipo con más cintura. Esto agravó la situación, pasamos a fojas cero", expresó Santos, después de la reunión.

Del frustrado encuentro, también participaron el presidente del Consorcio de Gestión del Puerto de Bahía Blanca, Jorge Otharán, y el delegado municipal en Ingeniero White, Hernán Peter.

"Nos levantamos al minuto. Son tarados, unos payasos. Nos dijo que el intendente estaba en La Plata y quería saber cuál era nuestra inquietud, que para la semana que viene... ¡Cómo para la semana que viene, con el q... que tenemos acá! El intendente, ¿no lo sabe? ¿Dónde vive? Fue una tomada de pelo. Llevamos muchos días y el ánimo no es el mismo. ¿Quieren que traigamos las lanchas y las redes a la Municipalidad? Lo vamos a hacer", amenazó Santos.

Los pescadores mantienen latente el reclamo por una ayuda económica que les permita afrontar la escasez de captura. Incluso, desde la mañana del lunes hasta la tarde del martes, realizaron un piquete en la ría que impedía todo tipo de navegación por el canal principal. A esa medida se habían sumado dos cortes en los accesos terrestres al puerto.

A la espera de las gestiones del intendente comunal en La Plata, ante el ministro de la Producción bonaerense, Alejandro Arlía, los pescadores habían levantado los tres cortes. Minutos antes de la reunión con Ombrosi, en la mañana de ayer, los cortes terrestres se reanudaron.

"Nos dijo que el intendente estaba buscando entrevistarse con la ministra Débora Giorgi... Si eso le cuesta tanto al intendente, si no tiene los medios para llegar a ella, se la consigo yo, directamente. Tengo con qué y para mañana.

"Fuimos a la reunión a escuchar soluciones; esperábamos que sepan qué está pasando y conversar telefónicamente con La Plata. ¿Cómo nos van a preguntar cuáles son nuestras inquietudes?", expresó Santos.

Tras la reunión, los pescadores decidieron volver a cortar la ría.

A Andrés Ombrosi, todo le pareció "un show montado"

El subsecretario de Gobierno dijo que le quedó un sinsabor muy grande, por el fracaso de la entrevista que encabezó.

"Pensé que era un show montado, que vinieron a irse. No pudimos hablar. Me parece una actitud poco constructiva. Ni siquiera pudimos decirles una medida para que estuvieran o no de acuerdo.

"Cuando levantaron el piquete en la ría, lo consideré un gesto importante y una hora antes de llegar a esta reunión volvieron a cortar las rutas. La tregua se sostiene con gestos", dijo Ombrosi.

El funcionario señaló que los pescadores pretenden un subsidio de un millón de pesos mensuales, durante seis meses. Al ser consultado sobre la veracidad de este pedido, Santos negó que fuera cierto: "Pedimos un millón de pesos por mes, hasta encontrar una solución duradera. Que un funcionario tergiverse la información para remendar un error suyo no ayuda en nada".

"Dar un subsidio de seis millones de pesos es algo que está fuera de nuestro alcance --dijo Ombrosi--. Buscábamos herramientas para actuar ya, a mediano y largo plazos. Los subsidios no resuelven nada".

"Con ellos, queríamos hablar sobre cómo armar un plan para resolver esta situación. Sabíamos del tema y de qué íbamos a hablar", agregó, tras escuchar las declaraciones de Santos criticando su supuesto desconocimiento del tema.

Ombrosi expresó que la falta de pesca en el estuario es una problemática de años.

"Se realizaron muchos estudios que dicen que la pesca en la ría iba a desaparecer, pero nunca pensamos que iba a ser tan pronto. Queríamos charlar con ellos, para saber cómo resolver el tema. Lo único que alcancé a decir es que nosotros sabemos que hay cuestiones urgentes y otras a mediano y largo plazos", explicó.

También recordó que los pescadores fueron los que solicitaron un ámbito de diálogo con la comuna.

"No alcancé a decirles a los pescadores que estaban por obtenerse los permisos de pesca en la zona de Riacho Azul y que la Provincia había firmado un acuerdo con astilleros Río Santiago para la reconversión de la flota artesanal", indicó.

Agregó saber que algunas familias de pescadores se encuentran en una situación económica asfixiante y manifestó que, para colaborar con ellas, la comuna utilizará herramientas de acción social que siempre mantiene operativas.

"En definitiva, noté mucha bronca y es entendible por lo que están pasando, pero, si no tenemos diálogo, no podemos ayudar a las 300 familias afectadas. De todas maneras, se montó una guardia social en la delegación comunal, para atender estos casos. La solución la tenemos que alcanzar en conjunto", concluyó.

La visión desde Prefectura

El prefecto principal Hugo Pallota, responsable de la Prefectura Bahía Blanca, comentó que son unas 35 las embarcaciones que componen el corte y que, más allá de la manifestación, la situación se encuentra controlada.

También comentó que las lanchas amarillas pueden volver al puerto y regresar cuantas veces lo consideren necesario, siempre y cuando cumplan con las normas de seguridad en la navegación.

"La situación es normal. No tenemos ninguna alteración de orden público. Estamos expectantes a las determinaciones que tomen los pescadores", señaló Pallota.

Por otra parte, el prefecto principal comentó que, durante la impasse habida entre los dos cortes de ría que se produjeron, el movimiento de buques se normalizó y, si bien se encuentran programados ingresos y egresos de barcos, aún no se habían producido demoradas.

En cuanto a los piquetes terrestres, que impiden el ingreso de personas y vehículos, dijo que los cortes se producen fuera de la jurisdicción portuaria.

Comentá la nota