Hubo incidentes entre camioneros y desocupados

Indignados por las tediosas y compulsivas esperas, grupos de camioneros y algunos automovilistas particulares insultaron a integrantes de tres agrupaciones de desocupados de esta ciudad que ayer protagonizaron sendos cortes en los accesos sur (ruta Nacional 3) y oeste (ruta Provincial 12).
En el primero de los casos, poco después del mediodía, se produjo una situación límite cuando un chofer "lanzó" su pesado rodado contra los manifestantes del Polo Obrero de la agrupación Trabajadores Eventuales que obstruían el tramo de circunvalación del puerto Caleta Paula.

Como los desocupados que lidera la activista Norma Villamayor se mantuvieron firmes a pesar del inminente peligro, el camionero tuvo que frenar su marcha y allí se produjo una gran reyerta verbal que por poco no deriva en una batalla campal.

Más tarde, en ese lugar se hizo presente una comisión policial de la Seccional Tercera munida de una orden de desalojo que emitiera la justicia provincial, pero como la misma (según Villamayor) no fijaba plazos, los desocupados decidieron quedarse y se presume que hoy continuarán en ese lugar.

OTRO GRUPO

En el otro foco de conflicto, sobre las ruta 12, otros camioneros superaron en número a los pocos manifestantes que se habían desprendido del grupo mayor, conformando la Agrupación Libertad, obligándolos a despejar la ruta sin necesidad de policías o jueces.

El vocero de este grupo, Luis Rojas, dijo a Diario Patagónico que no volverían a ese tramo que lleva a Cañadón Seco y Pico Truncado, ya que consideraban que con su actitud habían cumplido con su objetivo de llamar la atención a las autoridades gubernamentales.

De todos modos quedaron evidenciadas discrepancias entre los dos grupos de corte ya que Rojas dijo que ellos estaban reclamando trabajo genuino, en tanto que el Polo Obrero quería subsidios.

Cabe recordar que los cortes eran de tres horas, con algunos minutos de apertura para vehículos particulares, pero vedaron totalmente el paso a camionetas y vehículos pesados de las empresas petroleras y de servicio.

Comentá la nota