Hubo una fuerte caída en la imagen de los gobernadores

Alcanza a oficialistas y opositores por igual. Macri es el segundo más afectado.
Radicales y peronistas. También un socialista. El fundador de PRO y la primera mujer en llegar a una gobernación. Con otras palabras: los que atan su suerte a la del Gobierno, los que coquetearon con ser parte de ese universo pero mantuvieron luego cierta autonomía y los que se opusieron tenazmente a las políticas K.

Cayeron todos. Los argentinos parecen volver a arremeter contra la clase política. No corren los tiempos del "que se vayan todos" que atronó en 2001, pero en las mediciones de imagen los gobernadores caen como por un tobogán por el impulso de sus propios votantes. Ya no se trata de ver quién se salva, sino de ver quién sufre menos la pendiente.

Una original encuesta de Datamática, que abarcó 4.125 casos en las 80 ciudades del país, determinó que 23 gobernadores vieron afectada su imagen con respecto al mismo trabajo del año pasado. La diferencia va desde el retroceso del 2,1% que padeció el formoseño y justicialista Gildo Insfrán hasta el impactante 39,7% que golpea al radical K Gerardo Zamora, que gobierna Santiago del Estero. El único que se lleva un empate virtual, acaso todo un triunfo en este contexto, es el pampeano Oscar Jorge. El mandatario justicialista mantiene cifras casi exactas: los números de entonces le sonreían en un 46,6%; hoy, en un 47.

La imagen de gestión, de eso se trata. La peor la tiene el mendocino Celso Jaque, otro alineado incondicional del kirchnerismo. Cuenta con un 74% de rechazo y sólo un 11% de imagen positiva. El retroceso es de 20,3%.

En un año particularmente difícil por la crisis internacional, el látigo es igual de riguroso con quienes nunca compartieron el mismo rumbo de país que Néstor y Cristina Kirchner. Mauricio Macri, de acuerdo con Datamática, es el segundo mandatario más golpeado por la medición. El jefe de Gobierno posee una imagen negativa del 59% y su incremento con respecto a 2008 es del 24,2%.

A favor del kirchnerismo hay que decir que el gobernador más valorado es José Luis Gioja, de San Juan, que tiene una excelente relación con Cristina en especial desde el veto a la ley de los glaciares. El 73% de los habitantes de su provincia aprueba la gestión. El año anterior era del 84,4%.

Otras perlitas del sondeo. Daniel Scioli no parece caer tanto como otros de sus colegas (el 10,5%), aunque su nivel de imagen en el mayor distrito del país está cada vez más lejos de ser lo que fue: según el sondeo, sólo es celebrado por el 26% de sus habitantes. El chaqueño Jorge Capitanich, uno de los gobernadores más comprometidos con el oficialismo en la pelea con el campo, cae 29,9% y la fueguina Fabiana Ríos, de relación oscilante con Elisa Carrió, el 12,2%. Al socialista Hermes Binner, tampoco le sonríen las cifras: su descenso es del 29,9%.

Comentá la nota