"No hubo diferencias entre norte y sur"

"Arrancamos muy abajo, superamos el 40 por ciento y casi llegamos a los 700 mil votos", explicó ayer el reelecto senador nacional. "No hicimos campaña sucia, no agraviamos personalmente a nadie, sólo contrapusimos dos modelos", agregó.
En su primera aparición pública tras la derrota del domingo, Rubén Giustiniani asumió personalmente la responsabilidad por el traspié electoral y negó que Hermes Binner haya sido el gran derrotado de la jornada como sugirió Carlos Reutemann. Al mismo tiempo el reelecto senador socialista retomó su embestida contra el Lole: "Vamos a seguir con el tema de rendir cuenta de lo que cada uno ha hecho como funcionario público, lo vamos a seguir planteando siempre. Más que molestarse porque planteamos que privatizaron Aguas, el Banco Provincial y que quisieron hacerlo con la EPE, debieran defenderlo", respondió ante la exigencia del ex gobernador de culminar con "la campaña sucia y los agravios" por hechos ocurridos en sus dos gestiones. "Los santafesinos respondieron con el voto", había señalado Reutemann al respecto. "Bueno, Menem fue reelecto con más del 50 por ciento", retrucó con ironía el legislador quien además interpretó que la notable performance del reutemismo en la ciudad de Santa Fe se debió al impacto que generó el lanzamiento de su candidatura presidencial. También aludió al nuevo Congreso y a la interpretación que hizo la Presidenta del resultado electoral.

Rodeado de los cuatro diputados nacionales electos el domingo y de quien fuera su compañera de fórmula, la radical Silvia Migno, Giustiniani encabezó en un hotel céntrico una particular rueda de prensa en la cual la mayoría de los presentes eran militantes, que aplaudían sus intervenciones y abucheaban las consultas incómodas.

"Estamos muy satisfechos por el resultado obtenido, arrancamos muy abajo, superamos el 40 por ciento y casi llegamos a los 700 mil votos", arrancó diciendo para después remarcar que el balance positivo era "para toda la provincia. No hubo diferencias entre norte y sur, ya que ganamos claramente en algunos departamentos del norte como General Obligado y tampoco hubo diferencias entre pequeñas y grandes ciudades, porque ganamos en muchas localidades chicas".

El reelecto senador admitió que no hizo una buena elección "en departamentos con peso como Castellanos, Las Colonias y en especial La Capital donde tal vez influyó el lanzamiento de la candidatura presidencial de Reutemann y además nos faltó algo de inserción". De inmediato negó haber tenido un bajo desempeño en la ciudad de Rosario "donde ganamos por 17 puntos y en todas las seccionales".

Cuando se le mencionó que para Reutemann el gran derrotado del domingo había sido Binner, el titular del PS recogió el guante. "Hace dos meses dije que las elecciones las ganan y pierden los candidatos. Además, Alvarez ganó la elección junto a Alicia Ciciliani y ambos son funcionarios muy importantes del gobierno".

Consultado sobre la exigencia del Lole de no seguir agraviándolo con la "campaña difamatoria" sobre su pasado, el senador aclaró: "Lo que nosotros no dejaremos de hacer es el tema de rendir cuenta de lo que cada uno ha hecho como funcionario público... lo vamos a seguir planteando. Más que molestarse porque planteamos que privatizaron Aguas, el Banco Provincial y que quisieron hacerlo con la EPE, debieran defenderlo. No hicimos campaña sucia, no agraviamos personalmente a nadie, sólo contrapusimos dos modelos, el de 25 años de gobiernos justicialistas y estos 17 meses de gobierno del Frente Progresista Cívico y Social".

-Pero Reutemann remarcó que los santafesinos respondieron con el voto.

-Menem fue reelecto con el 50 por ciento de los votos, ¿no?-, retrucó con ironía para después aclarar que el PS respetaba la voluntad popular.

-Ustedes instalaron como eje el pasado de Reutemann y la mayoría terminó acompañándolo. ¿No cree que esto legitimó su trayectoria?

-El voto de cada ciudadano responde a una diversidad de fundamentos muy grande. Después se harán estudios y podrá haber alguna pista que explique qué hecho fue lo más trascendente.

-A raíz de su derrota, ¿Binner queda afuera de la carrera presidencial?

-Nunca planteamos la cuestión presidencial en la campaña. A Binner se lo instaló antes de la elección por su gestión en el tercer distrito del país, desde ese punto de vista no ha variado el escenario.

Giustiniani lamentó que la Presidenta no "haya acusado recibo" del resultado electoral en todo el país, tras lo cual advirtió: "Si el Gobierno se niega a abordar la nueva realidad, el propio PJ se lo hará notar y el proceso migratorio de dirigentes se profundizará".

Comentá la nota