No hubo definiciones en el reclamo salarial de los neurocirujanos

Profesionales dejarían las guardias del San Bernardo si no se acuerda una suba de sueldos. Cobran unos 20 pesos por hora.

Neurocirujanos del Hospital San Bernardo, que reclaman un incremento salarial, se reunieron ayer con autoridades del Ministerio de Salud pero no hubo un acuerdo definitivo. Los profesionales mantienen la decisión de no seguir trabajando, por 20 pesos la hora.

Los cinco especialistas del nosocomio piden un aumento en el valor de las guardias y decidieron renunciar, en 2009, por considerar que los haberes eran insuficientes.

Cuando los médicos estaban por dejar de ir a trabajar, el Gobierno presentó un recurso de amparo y la jueza Marta Bossini de Aguilar les ordenó que siguieran en sus puestos, mientras se buscaba una solución.

La magistrada dispuso que se garantizara la atención. Mientras, se desarrolla una instancia de negociación con las autoridades, por 20 días hábiles, que se cumplirán la última semana de febrero.

Ayer, los profesionales tuvieron un encuentro con representantes del Ministerio de Salud, en el hospital, para avanzar en las conversaciones.

Ni los neurocirujanos ni los funcionarios aportaron datos sobre lo dialogado, según explicaron, porque la jueza Bossini de Aguilar pidió no difundir información al respecto.

Sin embargo, trascendió que no hubo acuerdos ni avances decisivos para superar el conflicto. Las reuniones continuarán en los próximos días, con la participación del Colegio de Médicos como tercero neutral.

El Ministerio de Salud comunicó hace más de una semana, que los especialistas no tendrían incrementos mayores a los percibidos por los demás empleados del Estado este año.

Pantaleón Saladino, jefe de los neurocirujanos, había manifestado que los profesionales no seguirían trabajando sin una mejora, cuando cese la orden judicial de cumplir funciones pese a la voluntad de dimitir.

Los médicos habían intentado renunciar a sus horas en la guardia de emergencias, aunque mantenían cargos en los consultorios del hospital.

El servicio por el que se realiza el reclamo es crítico. Se encarga de hacer neurocirugías a pacientes que, en muchos casos, corren riesgo de muerte. En el sector se hacen unas 400 intervenciones al año. Las principales causas de operaciones son accidentes de tránsito, heridas domésticas, incidentes cerebrovasculares y peleas.

El acercamiento había comenzado el 22 de enero, cuando las partes fueron convocadas al despacho de la jueza que interviene en el caso.

Comentá la nota