No hubo acuerdo en el municipio de Roca

Sin acuerdo finalizó la reunión de más de dos horas que mantuvieron hoy trabajadores del municipio roquense y dirigentes ATE y UPCN con el intendente Carlos Soria y los titulares de las secretarías de Gobierno y Hacienda para analizar los reclamos que vienen haciendo los gremios por incremento salarial y el pase a planta de contratados.
La reunión convocada por el Ejecutivo se realizó en el despacho del secretario de Hacienda, Alejandro Palmieri, la secretaria de Gobierno Anahí Tappatá, la directora de Personal, Adriana Álvarez y contó con la participación de dirigentes de ATE, UPCN y delegados municipales.

El encuentro comenzó a las 12.30 y finalizó cerca de las 14.30. El intendente Carlos Soria estuvo presente en parte del encuentro según testigos presenciales para manifestar su desacuerdo con algunas de las declaraciones efectuadas a los medios, en especial a Canal 10, por dirigentes de ATE.

Raúl Vargas integrante de UPCN participó del encuentro y señaló que "el Ejecutivo no se movió para nada de su propuesta del 5 por ciento, aunque dieron la opción de transformarlo en una suma fija que beneficie a todos los empleados, pero con los porcentajes que se hablan el incremento sería mínimo".

Funcionarios y gremios volverán a verse las caras mañana a las 11 donde los trabajadores aguardan que se presente un propuesta superadora al 5 por ciento que ya fue dado a partir de abril al básico de todo el personal y que fue ratificado por el Concejo Deliberante.

Por su parte, Palmieri detalló que se demostró con los números que el aumento de 500 pesos al básico que era el reclamo que llevaba ATE era prácticamente inviable ya que significaba a la comuna aumentar en un 50 por ciento su masa salarial, que actualmente demanda 2.5 millones de pesos mensuales para los cerca de 1.000 empleados y funcionarios.

El titular de Hacienda insistió con el pedido a los gremios para que realicen sus asambleas en otros sectores y no en el hall del palacio comunal, ya que argumentan que causan molestias a los empleados que si quieren trabajar y a los contribuyentes y vecinos que llegan a realizar sus trámites, además detallaron que durante miércoles, viernes y lunes, los tres días que ATE se manifestó dentro del edificio la recaudación de las cajas municipales bajó un 30 por ciento.

"Les mostramos los números, les pedimos que permitan que se pueda trabajar tranquilamente y que se respete el derecho de aquellos que quieren trabajar y a los contribuyentes que llegan al edificio para hacer sus trámites y cumplir sus obligaciones, ya que si cae la recaudación nos perjudicamos todos", detalló Palmieri.(ADN)

Comentá la nota