No hubo acuerdo y los choferes amenazan con un paro de 36 horas

Ante la falta de coincidencias entre el gremio Aoita y la Fetap, Trabajo decidió prorrogar la conciliación obligatoria hasta el 13 de julio. Las empresas dicen que no pueden ofrecer una mejora salarial.
Ante la falta de entendimiento entre el gremio de los choferes del transporte de pasajeros de la provincia y los empresarios, el Ministerio de Trabajo de la Nación postergó hasta el 13 julio la conciliación obligatoria, aunque los trabajadores planean una medida de fuerza de 36 horas para después de esa fecha.

"Aceptamos la extensión de la conciliación obligatoria hasta el 13 de julio, porque no hay dudas de que queremos solucionar el tema, pero los empresarios no ofrecen nada", señaló Gustavo Quevedo, integrante de la conducción provincial de la Asociación Obreros de la Industria del Transporte Automotor de Córdoba (Aoita).

Trabajo citó a las partes a una nueva audiencia para el lunes 13 de julio, a las 16.30, aunque los empresarios advirtieron que no están en condiciones de ofrecer una mejora en los salarios en el actual esquema.

Fuentes seguras indicaron que los trabajadores ya diagramaron una medida de fuerza de un día y medio y sólo falta definir la fecha de realización de la protesta.

"La actividad será normal en el inicio de las vacaciones", afirmó Quevedo.

"Indudablemente que terminada la conciliación obligatoria estaríamos en condiciones a llevar adelante una medida de acción directa si no tuviéramos un resultado bueno para nosotros", advirtieron los gremialistas.

Los conductores de corta, media y larga distancia de las empresas con sede en la provincia desde hace dos meses vienen reclamando una suba salarial de 20 por ciento e igual porcentaje para los viáticos; incremento de uno al dos por ciento del adicional por antigüedad y la restitución de los pases libres.

La conciliación obligatoria había sido declarada el fin de semana del Día del Padre y vencía ayer, pero ante la falta de entendimiento entre las partes, la delegación Córdoba del Ministerio de Trabajo extendió el plazo por cinco días hábiles.

Una vez finalizado el nuevo plazo, Trabajo no puede fijar una nueva conciliación, por lo que si no hay avances es inminente la protesta de los conductores de colectivos.

"No hubo una reunión, simplemente nos notificaron de la prórroga de la conciliación.

Lo he reiterado en varias oportunidades, es imposible acordar un aumento hasta que la Provincia nos permita generar más recursos. Las empresas no pueden ofrecer nada", dijo Héctor Pfening, presidente de la Federación de Empresarios del Transporte de Pasajeros de Córdoba (Fetap).

Aseguró que los empresarios solamente pueden ofrecer una mejora en los sueldos de los trabajadores si el gobierno de Juan Schiaretti autoriza un aumento en los boletos, otorga un subsidio o fija una exención impositiva.

Tres semanas atrás se dijo que la Secretaría de Transporte de la Nación iba a intervenir en el tema, otorgando subsidios a las empresas, pero durante este plazo no hubo ninguna respuesta de la autoridades del gobierno de Cristina Kirchner.

"Nunca creímos que (Ricardo) Jaime (ex secretario de Transporte) solucionaría nuestro problema, es la Provincia la que tiene que intervenir, ya que somos un sistema provincial de transporte", se quejó Pfening.

"La pelota la tiene la Provincia, que debe resolver sobre nuestros pedidos. Las empresas no están en condiciones de ofrecer nada a los trabajadores", reiteró.

Pfening aclaró que la situación económica de las empresas se complicó en los últimos días con la gripe A, al caer en más de un 30 por ciento el número de pasajeros.

"La situación se va agravando día tras día, la gente está con mucho pánico y evidentemente hay muchos que tienen miedo de viajar en colectivo", dijo el titular de la cámara empresaria.

5

días hábiles se extenderá la conciliación obligatoria fijada por el Ministerio de Trabajo de la Nación.

Comentá la nota