"Si no hubiera ningún problema entre nosotros sería un poco raro"

"Si no hubiera ningún problema entre nosotros sería un poco raro"
Felipe Solá habló en C5N sobre los desacuerdos surgidos con Francisco de Narváez y Mauricio Macri y se justificó diciendo que se debe a que "venimos de lugares diferentes". Volvió a aclarar que el problema no fue por las listas de candidatos, sino por cuestiones de fondo. Se refirió a otros temas
Felipe Solá se sentó a la mesa de Longobardi en Vivo, donde repasó los temas de la actualidad política y social de la Argentina. Al comienzo, consultado sobre el dengue que afecta al país, resaltó que "es una enfermedad de la pobreza, no hubo prevención. La prevención no garantiza el éxito pleno, pero baja lo que ira a suceder".

En cuanto al muro instalado por el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, señaló que "en cuanto a capacidad y frescura para ver los problemas es una buena figura para la Argentina era Gustavo Posse, pero se equivocó profundamente con este tema. Seguro hará un mea culpa".

Agregó luego que "la idea del muro es terrible. No creo en las pobladas ni en la espontaneidad, siempre hay alguien que lo pensó. El muro es indignante como solución, es una solución medieval".

Sobre el vicepresidente Julio Cobos destacó que "absolutamente no debe renunciar. Él debe cumplir una función con el pueblo argentino. Se lo demonizó y no se dialogó con él. Además, se hicieron medidas infantiles contra Cobos y él tiene límites para la campaña electoral y así lo entiende".

Ya sobre el final del reportaje, el diputado del PJ disidente habló sobre las elecciones legislativas del 28 de junio. En relación a las mismas, aclaró los desacuerdos que hubo entre él, Francisco de Narváez y Mauricio Macri. "Si no hubiera ningún problema entre nosotros sería un poco raro. Venimos de lugares distintos. El problema no son las listas, el problema eran cuestiones de fondo", explicó, para luego acotar que las diferencias eran "cómo será la Argentina después del 28 de junio, cómo hacer posible una elección donde triunfe el oficialismo en la Capital y una elección similar en la Provincia. Se arregló".

Solá también opinó que "hay un gobierno que pelea por retener los cargos. Cuando se entiende eso se entiende el hartazgo de la gente". A su vez, lanzó una durísima acusación, al decire: "Como el gobierno pone tanto sobre la mesa (con esta elección), la transforma en el todo o nada, en el desastre o me votan, puede haber fraude".

El ex Gobernador bonaerense también criticó las llamadas "listas testimoniales" del kirchnerismo, porque - según opina - "no son testimoniales, son truchas. Porque se avisa de antemano que van a renunciar. Si se dice que no va a seguir, lo que se esta haciendo es que se bastardea un sistema".

Finalmente, sobre cómo podría seguir el país si no triunfa el oficialismo nacional en las legislativas, subrayó que "no hay ninguna posibilidad de un caos institucional, ocurra lo que ocurra. Si sigue el gobierno la oposición va a ser responsable y si ocurriera otra cosa, si el gobierno se fuera, llamaremos a elecciones". De todas formas, aclaró que "de ninguna manera diría que los Kirchner se van del gobierno después de las elecciones".

Comentá la nota