Hoteles de turismo avanzan en la capacitación de su personal

La industria hotelera busca elevar permanentemente su posicionamiento en el marco de las demandas de un público cada vez más informado y exigente.

La Asociación de Hoteles de Turismo de la República Argentina (AHT) está trabajando fuertemente en el cumplimiento de uno de sus principales objetivos, el de profesionalizar permanentemente el servicio de los hoteles, tanto desde el punto de vista de la infraestructura como de la calidad de todo su personal.

Este objetivo es parte sustancial del Master Plan nacional que la entidad, encabezada por el licenciado Guillermo Lavallén, está poniendo en marcha.

Ese Master Plan tiene su correlato en Mar del Plata y varias localidades de la Costa Atlántica, donde para cumplir con la capacitación se firmó un convenio con la sede local de la Universidad Caece y la Escuela Superior de Hotelería y Gastronomía.

El acuerdo se formalizó ayer, en un acto del que participaron Lavallén y el presidente de la filial local de la AHT, Herman Reeling Brouwer, además de las autoridades de ambos centros de estudios superiores.

Lavallén destacó la oportunidad de "aunar esfuerzos y recursos poniendo a disposición de los asociados de la región Costa Atlántica innovadoras propuestas de capacitación y perfeccionamiento profesional que permitirán su óptimo desarrollo laboral".

En ese contexto, el empresario hotelero destacó la necesidad de acompañar las innovaciones e inversiones en tecnología y las posibilidades de crecimiento en infraestructura de servicios con la formación permanente de los recursos humanos que se desempeñan en la "industria de la hospitalidad", cualquiera sea el nivel jerárquico y operativo en el que se desempeñe.

"La tecnología avanzó tanto que hay que ponerse al nivel" dijo Lavallén, mientras aseguraba que el objetivo es que "en Argentina se llegue a los niveles -de profesionalización de los servicios hoteleros- de Suiza, Holanda o Noruega".

Al respecto Reeling Brower aseguró que " el crecimiento que se ha vivido en el turismo, tanto en el mundo como en Argentina es tal que los hoteleros ya no llegan a capacitar al personal por su cuenta, los tiempos no dan" y destacó que cada filial arma su master plan "tomando el nacional como base" y adaptándolo "según sus necesidades".

"En muchos lugares piden perfeccionamiento del inglés para su personal, pero en Misiones, por ejemplo, necesitan mayor capacitación en idioma portugués, porque trabajan mucho con clientes de Brasil" ejemplificó Lavallén.

Ahora, los hoteles miembro de la AHT de Mar del Plata, Cariló, Mar de las Pampas y Pinamar, tendrán la oportunidad de contar con jerarquizadas propuestas de entrenamiento y perfeccionamiento en las áreas requeridas.

"El turista argentino se ha educado, ha aprendido, ahora compara, piensa diferente sobre su experiencia hotelera, la exigencia es mayor. Eso hace que los hoteles tengan que tener personal más capacitado para poder interactuar con el cliente", dijo Reeling Brouwer, a modo de balance.

Como conclusión, Lavallen destacó la visión de los fundadores de la AHT y de su primer presidente, Florencio Aldrey, en la necesidad de asociarse y generar herramientas para el modelo de negocio que están desarrollando.

Comentá la nota