Los hoteles boutique locales tienen 24% de trabajadores en negro

La AFIP ha hecho un operativo en todo el país y Mendoza supera el promedio nacional de esta irregularidad, que es de 17%.
La noticia no llega en el mejor momento para el sector turístico mendocino. Es que despues de confirmarse que la Nación subsidiará hasta 700 puestos de trabajo en hoteles y otras firmas para sosternerlos, la AFIP puso la mira en los llamados hoteles "boutique", donde a través de una serie de operativos detectó que 1 de cada 4 trabajadores no está declarado.

Esta relación coloca a Mendoza por encima del índice de empleos en negro a nivel nacional para ese tipo de emprendimientos, que es del 17%.

El saldo de los operativos efectuados en Buenos Aires, Salta, Bariloche y nuestra provincia la semana pasada, y que abarcaron a 114 establecimientos, es claro: de 896 empleados relevados, al menos 152 estaban sin registrar. En Mendoza los inspectores seleccionaron un universo de 5 hoteles boutique, donde las irregularidades más comunes fueron la falta de registración y tambien diferencias en las remuneraciones declaradas.

Aunque la informalidad en los servicios turísticos no es novedad, esta vez proviene de establecimientos que, como marca, se expandieron fuerte en los últimos años.

De hecho, un estudio previo del ente fiscalizador señala que además de generar un 37% más de puestos de trabajo, la facturación del rubro, no reconocido como categoría hotelera por la Secretaría de Turismo, creció 137% y el ritmo de inversión 52% "con el auge del turismo en Argentina de los últimos años".

El operativo en Mendoza

Los 5 casos relevados se distribuyen entre Gran Mendoza, Luján y Valle de Uco. De acuerdo a una fuente de AFIP, hubo "inconsistencias" o "desvíos" (confirmados al cruzar información con la base de datos del organismo) en relación a un 24% de los 34 trabajadores que se desempeñan en ellos.

¿Cuáles fueron esas "inconsistencias"? El hecho de trabajar en negro en forma permanente o no contar con el llamado CAT (Código de Alta Temprana), obligatorio desde el pimer mes para devengar impuestos laborales, por lo cual se extendieron un número de actas de infracción sin determinar.

En segundo lugar, montos no coincidentes en cuanto a remuneraciones, e incluso tambien se aplicó una multa a un establecimiento por la falta del controlador fiscal y de emisión de facturas.

En total, los 300 inspectores afectados a los operativos, dependientes de las áreas Impositiva y de la Seguridad Social, elaboraron 24 actas de infracción al cabo de una recorrida por 114 hoteles boutique del país los que, según se expresa un comunicado, "pueden derivar en clausuras o multas".

Lo dicho: mientras a nivel nacional el índice de empleo informal detectado fue del 17%, en Mendoza trepó al 24%.

"Son marcas comerciales o razones sociales, pero no una categoría hotelera legal. De todos modos podrían equipararse a los petit-hoteles o a hoteles tres estrellas", señaló respecto a las situación de los boutiques Raúl Sánchez, de la Secretaría de Turismo.

Cabe señalar que la Resolución 568/07 determinó la recategorización hotelera y también reconoce alojamientos no categorizables.

En el primer grupo están los hoteles (de 1 a 5 estrellas), petit-hoteles (3 a 4), apart hoteles (1 a 4), moteles (1 a 3), hosterías o posadas (1 a 3), cabañas (1 a 4), campings/campamentos y refugios (1 a 2). Entre los no categorizables incluye, en orden de jerarquía, a hospedajes, hospedajes rurales, bed & breakfast y hosteles o albergues turísticos.

Más control

Así podría resumirse la visión de los empresarios hoteleros. Para Alberto Romero, presidente de Aehga (Asociación de Empresas Hoteleras y Gastronómicas de Mendoza), "no sé a qué le llaman ‘boutiques’". "Lo cierto es que si se detectan los responsables tienen que hacerse cargo. Al margen de ver con qué habilitación cuentan, es una denominación caprichosa. Como se dice: si camina como pato y dice cuac, entonces es un pato".

El dirigente valoró la recategorización (un viejo reclamo), pero pidió a la Secretaría de Turismo un mayor control, "porque si hubiera suficiente no tendríamos la informalidad actual".

Para la entidad, de las 26 mil camas legales que hay en Mendoza casi un 58% son "truchas".

"La ley provincial 7.863 es la única que regula el alojamiento temporario, pero tiene que haber voluntad política para aplicarla y terminar con la diferencia existente entre pagar impuestos y personal en blanco y no hacerlo, que es hasta un 50%", concluyó Romero.

A través de un comunicado, AFIP señala que "los hoteles boutique crecieron en los últimos años frente al auge del turismo en la Argentina", e identifica las zonas de mayor concentración en Buenos Aires y el resto del país: "El barrio más elegido es el de Palermo, seguido de Las Cañitas, Recoleta y San Telmo, aunque también se han extendido a distintos puntos turísticos del país, destacándose Salta, Mendoza y Bariloche".

Comentá la nota