Hoteleros del NEA pedirán ayuda a las provincias para salir de la crisis

Se reunieron ayer en Resistencia acordando pedir que los gobiernos otorguen un diferimiento impositivo.
La ocupación hotelera apenas superó el 30 por ciento de la capacidad total en Corrientes durante el receso invernal que se prolongó este año por casi cuatro semanas. La situación en el rubro gastronómico fue aun más dramática puesto que el consumó alcanzó solo al 20 por ciento. Esta situación fue expuesta ayer durante una reunión realizada en Resistencia (Chaco) donde empresarios hoteleros y gastronómicos de toda la Región NEA hablaron de la emergencia por la que atraviesa el sector y pidieron acciones concretas para superar la crisis.

El Hotel Covadonga de la capital chaqueña ofició, anteayer, de sede para la reunión de los empresarios hoteleros y gastronómicos del Nordeste Argentino. El objetivo del conclave que contó con la presencia (entre otros) del presidente de la Federación de Empresarios Hoteleros y Gastronómicos de la Argentina, (Fegra) Oscar Ghezzi, fue sondear la realidad económica del sector en esta parte del país con el fin de idear luego estrategias conjuntas para superar la crisis.

"La situación económica del país impacto negativamente en el sector", dijo el presidente de la Cámara de Empresarios Hoteleros y Gastronómicos de Corrientes Ricardo Reimer quien además confirmó que durante estas vacaciones de julio solamente fue ocupada entre un 30 y un 35 por ciento de la capacidad hotelera. "Los restaurantes solamente trabajaron con un 15 o un 20 por ciento de su capacidad", comentó.

Estos datos fueron expuestos durante el conclave de ayer, "después de la exposición de cada una de las cámaras presentes quedó claro que la situación es igual de dramática en toda la región", confirmó el referente correntino. No obstante destacó que las provincias que con mayor fuerza sintieron la falta de turistas fueron Formosa y Misiones.

Según Reimer la aparición del virus de la influenza A H1N1 contribuyó a recrudecer más una problemática que comenzó en todo el país con la crisis económica mundial. "El problema es que en otros países como por ejemplo Francia y Estados Unidos piden a las personas que no vengan a vacacionar a la Argentina", remarcó y resaltó también que en algunas provincia varios empresarios del rubro se vieron obligados a cerrar sus empresas (algunos para siempre y otros temporalmente).

"Estamos tratando de mantener los puestos de trabajo", dijo aunque reconoció que si no se llega a una pronta solución, los propietarios podrían verse obligados a tomar decisiones drásticas. Frente a esta realidad, los hoteleros y astronómicos del NEA resolvieron pedir a las provincias y a los municipios un diferimiento impositivo, "nosotros queremos pagar, pero más adelante y de ser posible en cuotas", explicó.

La intención de este pedido es reforzar la solicitud (de correr la fecha de los vencimientos) realizada semanas atrás al Gobierno Nacional y que hasta la fecha no tuvo una respuesta. "Es muy importante que los poderes del Estado aborden la problemática del sector, por eso hay que redoblar los esfuerzos, no bajar los brazos y comprometernos aún más en el trabajo en común", dijo el referente nacional Oscar Ghezzi.

Vale resaltar que entre las personas que asistieron a la reunión se destacó la presencia del pro tesorero de la Fegra Rafael Miranda; el coordinador del Departamento de Política Laboral y Social, Francisco Costa; el coordinador de la Comisión de Propiedad Intelectual/Derechos Autorales, Alejandro Moroni. También estuvieron presentes referentes de otras entidades empresarias chaqueñas como por ejemplo la Cámara de Comercio, Industria y Producción de Resistencia y la Federación Económica del Chaco.

Comentá la nota