Hoteleros contradicen a Turismo y aseguran que la temporada fue peor

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- En un crítico comunicado de prensa la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de Bariloche, informó que muy contrariamente a las cifras informadas por Turismo, la ocupación hotelera real en el mes de julio pasado rondó el 33 por ciento y no el 46 por ciento como se dio a conocer.
Días atrás la secretaría municipal y el ministerio provincial de Turismo difundieron cifras oficiales sobre la ocupación hotelera local, en una temporada que es considerada muy mala. "Los datos gubernamentales informaron la ocupación sobre la base de lo disponible y no de las camas totales de Bariloche, como ser hoteles que trabajan con estudiantes o alojamiento de menor categoría", explicaron.

De esta manera criticaron el manejo de la información oficial, cuyos directivos suelen minimizar los impactos negativos. Los empresarios recordaron que el ministerio de Turismo incluso tiene publicidades en radios locales, con la voz de su titular, sobre los vuelos directos que hubo con Brasil y campañas de hoteles de 4 y 5 estrellas. "Confunden a la gente", señalaron.

Las cifras oficiales consideraban el total de pasajeros ingresados sobre el total de hoteles abiertos, sin tener en cuenta los establecimientos cerrados a raíz de la crisis. Muchos ni siquiera abrieron sus puertas. Indicaron que la empresa privada que realizó el estudio constató que el Estado también conocía el registro del 33 por ciento pero no lo difundió. La realidad es que de lo disponible históricamente, hubo establecimientos que tuvieron un 100 % de desocupación y el resto mayoritariamente rondo entre un 25 y un 50% de ocupación, por lo que nunca el promedio, en el segmento analizado desde la ocupación real, puede dar 46 por ciento como sostienen los datos oficiales.

Además las informaciones vertidas por la municipalidad y la provincia no informaron que dentro de esa ocupación real, las tarifas se encontraban promocionadas con descuentos de hasta un 40 por ciento, con lo que la situación real supera aún más los guarismos estadísticos reales.

Comentá la nota