La hotelería local usó sólo 35% del dinero ofrecido para evitar despidos

El Estado puso a disposición $ 2 millones, pero se tomaron créditos por $ 700 mil. El sector tuvo espalda suficiente, afirman.
Pensada como una herramienta para amortiguar los coletazos de la crisis, que se sintieron más fuerte a causa de las restricciones por la gripe A, la línea de créditos que este año impulsó el Fondo para la Transformación y el Crecimiento (FTyC) para solventar hasta tres nóminas salariales consecutivas de empresas turísticas redondeó beneficios para varias de ellas.

En su mayoría hoteles, son 7 las que recibieron créditos para pagar sueldos de su personal y en parte capital de trabajo, de las cuales al menos 3 se presentaron el último mes.

Hubo demanda, pero finalmente no fue tan elevada como se esperaba. De hecho, representó unos $ 700 mil en total (con un tope de hasta $ 120 mil por empresa), lo que equivale a 35% de los $ 2 millones disponibles para esta línea. Un monto que incluso, como se especuló en su momento, podría haber terminado incrementándose si era necesario.

Aún así, según esgrimen desde el organismo, el remanente de fondos no es razón suficiente para extenderla, ya que su naturaleza, hasta ahora, sigue siendo excepcional. Cabe recordar que las presentaciones debían hacerse ante la Secretaría de Turismo, área encargada de priorizar su viabilidad para empresa registradas, previo a traspasarlas al Fondo.

"Se pensó en compensar las pérdidas de ingresos por los efectos de la epidemia en la capacidad hotelera y para todo emprendimiento turístico registrado. En principio esperábamos más demanda, pero al parecer el sector tuvo espalda suficiente para soportar las dificultades", señaló Pablo Olaiz, subdirector del FTyC.

En realidad, no se trata de una operatoria nueva. Es la ampliación o adaptación, de la línea de capital de trabajo preexistente, que sigue aplicándose. Pero, además, en éste caso se previó extenderla también al recambio de insumos específicos, ya sea artículos de blanco, vajilla u otros, con un plazo máximo de 15 meses, a un 50% de la tasa del Banco Nación.

El 16 de octubre, el FTyC emitió la resolución 114/2009, para modificar la línea que ya beneficiaba a las mipymes con emprendimientos agrícolas, pecuarios, industriales, mineros y/o de servicios y empresas agroindustriales radicadas en Mendoza.

Concretamente, se dispuso aplicar "la bonificación parcial de la tasa de interés compensatoria, prevista en el Artículo 5º, inciso G) de la ley provincial 6.071 y sus modificatorias, de cuatro (4) puntos nominales anuales en los créditos que se otorguen para asistir los requerimientos de capital de trabajo de las empresas cuya actividad económica sea regulada por la Secretaría de Turismo de Mendoza".

Pero, más allá de la crisis coyuntural, se anticipaba la intención de priorizar mejores condiciones crediticias para la actividad, es decir, "una atención financiera preferencial al sector turístico provincial". Esto, a través de la "permanencia de una tasa de interés compensatoria final menor al resto de los sectores económicos atendidos, por lo que se meritúa como fundamental que ésta continúe siendo bonificada".

El Gobierno diseñó estas herramientas como alternativa a la difícil coyuntura que atravesó el sector turístico de Mendoza producto de la incidencia de la gripe A y de la crisis económica nacional e internacional.

Si bien el lanzamiento de la línea para pagar salarios fue el 4 de agosto, de las 7 empresas que se beneficiaron, 3 de ellas se acogieron en noviembre; lo que marca la pauta de que las empresas hoteleras tenían espaldas para hacer frente a esta coyuntura o la reticencia a endeudarse para pagar salarios fue mayor a los beneficios ofrecidos.

Comentá la nota