El hotel que se convirtió en una cárcel en Hong Kong

Allí se detectó un caso; el relato de un huésped
HONG KONG (DPA).- Escenas de enorme tensión se vivieron ayer en el hotel de Hong Kong donde anteayer se detectó el primer caso de gripe porcina de Asia y que, sólo horas después, las autoridades locales decidieron sellar con 350 turistas y empleados en su interior, en un intento por contener una epidemia.

El ciudadano indio Kevin Ireland, empresario de 45 años varado en el hotel, dijo que la gente empezó a ponerse nerviosa después de que los empleados del hotel Metropark les dijeran que iban a ser retenidos sólo por 24 horas, para luego enterarse por la televisión de que el período de cuarentena era de una semana.

"Esta mañana hubo un caballero coreano que perdió los estribos", contó Ireland, padre de dos niños, que viven en Nueva Delhi, desde su habitación en el hotel. "Se puso a gritar, a vociferar, le dio un berrinche."

También había una pareja joven del Reino Unido, agregó. "Estaban llorando incesantemente."

"Había una pareja sudafricana con un bebé de diez meses y la abuela. Se llevaron a la mujer para hacerle pruebas, la familia estaba muy inquieta". Ireland contó que la atmósfera en el hotel cambió de forma dramática en muy poco tiempo.

"El viernes por la noche todos estábamos todavía riéndonos y haciendo bromas, intentado quitarle importancia al asunto", agregó. "Era cuando pensábamos que todo sería sólo por 24 horas. Pero ahora todo parece muy real, y todos tenemos un trabajo, vidas que organizar y nuestras responsabilidades."

El drama empezó cuando Ireland y dos colegas españoles, que estaban con él de visita en Hong Kong, intentaron anteanoche salir del hotel para cenar. "De repente vimos a un montón de policías y a otras personas con trajes de protección en la recepción del hotel, que nos dijeron: «No, ustedes no pueden salir, y les recomendamos ponerse máscaras de protección»", dijo. "No dejaban salir a nadie y tampoco dejaban entrar a la gente que quería volver", añadió.

La situación se volvió más tensa por la actitud de los policías en el hotel, dijo, que fueron "bruscos y distantes". "Aquí hay un montón de gente de España y otros países que no los entienden", narró Ireland. "Tendrían que ser un poco más amables. En realidad, lo único que nos ha pasado es que estábamos en el lugar incorrecto a la hora incorrecta. Tienen que tener un poco más de paciencia con la gente."

La acción rápida e intensa de las autoridades de la ex colonia británica indicó la disposición por demostrar todo lo que aprendieron del letal virus del Síndrome Respiratorio Severo Agudo de 2003, que le costó la vida a 299 personas y contagió a unas 1800 en la ciudad.

"Por un lado está bien", dijo finalmente Ireland. "Están mejor preparados que la mayoría de países". Pero, por otro lado, el empresario indio criticó a las autoridades por privar a los huéspedes del Metropark de información sobre lo que está pasando. "Falta dar cualquier tipo de información. Preguntas cosas y no obtienes una respuesta."

De una familia acaudalada

* HOUSTON (AP).? El niño que se convirtió en la primera víctima por gripe porcina en Estados Unidos era nieto de Mario Vázquez Raña, uno de los empresarios más acaudalados de México, informó ayer un medio local. Miguel Tejada Vázquez, de 23 meses, murió el lunes pasado en Houston.

Comentá la nota