Hostería de El Rodeo: el ocaso de un ícono turístico provincial

Hostería de El Rodeo: el ocaso de un ícono turístico provincial
El abandono de la concesión puso al descubierto las desinteligencias oficiales que derivaron en la debacle del emblemático edificio.
Del esplendor de antaño al abandono y despojo de hoy. La hostería de El Rodeo, ícono del turismo en la provincia, lugar de encuentro y reunión para veraneantes y locales que históricamente eligieron esa villa ambateña para su descanso o residencia permanente, hoy parece librada a su suerte, abandonada por la última concesionaria, con un remate judicial pisándole los talones y con pocas perspectivas de volver a sus épocas doradas.

Después de que, el jueves 15, Elena Ordóñez, la empresaria que administraba la hostería abandonara la concesión, llevándose todo lo que -asegura- había invertido y denunciando al intendente municipal, Félix Casas Doering de persecución y a la secretaria de Turismo provincial, Catalina Krapp, de no apoyar la empresa, aquel edificio emblemático está a la deriva.

El intendente rodeíno, Félix Casas Doering (FCS) ,consiguió una orden judicial para, tras la realización de un inventario, recuperar la posesión del inmueble y poder avanzar así con un nuevo proceso de concesión. Pero para que ello ocurra, tendrá que resolver problemas judiciales que hacen peligrar cualquier futura concesión.

El cierre de la hostería provocó la nostalgia de muchos de los catamarqueños y foráneos que supieron disfrutar de aquel ámbito de encuentro con la familia y los amigos. Un capitalino dueño de una casa de fin de semana en la villa rodeína comentó que le provoca tristeza "ver todo cerrado y oscuro" en la hostería, un paisaje que contrasta con sus recuerdos de bailes y guitarreadas nocturnas en esos salones amplios. "Antes, a las dos de la mañana cortaban la luz en El Rodeo, pero en la hostería preparaban todo con faroles para que siga la fiesta. En uno de sus salones llegué a escuchar tocar el piano al Cuchi Leguizamón", comenta con un dejo de nostalgia.

El abogado Eduardo Varrone, cordobés de nacimiento pero rodeíno por elección, también marcó el contraste con "los veranos culturales que se realizaban en la hostería en los 80 y en los que actuaban figuras de primer nivel ante una verdadera multitud de gente". "Por esa época, la hostería estaba a full y generó un efecto multiplicador en El Rodeo, porque se construyeron como 500 casas de fin de semana", recuerda Barrone.

Cada catamarqueño tendrá sus propios recuerdos de aquel espacio que supo reunir a las familias tradicionales de la provincia y que hoy quedó prácticamente vacío, restando a El Rodeo 100 valiosas plazas turísticas para la temporada de verano, único período del año en que la villa trabaja a pleno.

La caída

¿Qué pasó para que ese hito turístico provincial terminara en el estado de abandono que ostenta hoy? En el medio hubo una transferencia del dominio de la Provincia a la Municipalidad de El Rodeo y un contrato de concesión que, algunos defienden y otros condenan, pero que igualmente estaba bajo la lupa de la Justicia. Eso, sumado a que el Estado provincial, ‘desligado' de aquel valioso predio, puso la atención y el dinero en inversiones turísticas muchas más ambiciosas pero poco rentables, como el complejo turístico integral de Cortaderas o la hostería Polo Jiménez en la cumbre del cerro Ancasti, dejando en el olvido a una de las hosterías que mejor convocatoria tuvo históricamente, por encontrarse a sólo 36 kilómetros de la ciudad Capital, enclavada en un hermoso paisaje serrano.

El ex intendente de El Rodeo, Arturo Lorenzo (PJ), advirtió acerca de esas erradas políticas turísticas: "Hacen un complejo en Cortaderas de 8 ó 9 millones de pesos y la Polo Giménez que no logran concesionárselas a nadie, porque no despiertan interés en ningún empresario; y dejan caer una hostería como la de El Rodeo que, a mi juicio, es la mejor hostería de la Provincia", denunció Lorenzo a través de Radio Ancasti.

Por su parte, el actual jefe comunal, Félix Casas Doering, comentó a este diario que, pese a que se conoció públicamente el abandono de la concesión y, por tanto, el cierre al menos temporal del principal complejo turístico de El Rodeo, no había recibido hasta el viernes ninguna comunicación desde la Secretaría de Turismo de la Provincia, ofreciéndole ayuda para que pueda volver a poner a funcionar el hospedaje.

ORDEN JUDICIAL

La Corte de Justicia ordenó a la jueza de paz de El Rodeo que realice una inspección y un inventario de los bienes de la hostería y que, en caso de que constate el abandono del predio, lo restituya al municipio.

Comentá la nota