En los hospitales, faltan placas para radiografías y reactivos

En los hospitales, faltan placas para radiografías y reactivos
Los insumos para prácticas especiales y para laboratorios son los que más problemas generan, tanto por su escasez como por su aumento de precios. Los directivos señalan que los faltantes también alcanzan a algunos medicamentos y que se complica la reparación de equipos averiados.
Los altos costos de los insumos y las demoras en las entregas siguen complicando el trabajo en los principales hospitales públicos de la provincia. Señalan que las placas para radiografías y los reactivos para los laboratorios son algunos de los artículos más difíciles de conseguir.

Los faltantes también alcanzan a algunos medicamentos y complican la reparación de los equipos que se averían. Aunque los directivos aseguran que la prestación de los servicios está garantizada, admiten su preocupación por la situación.

Desde principios de año, el costo de los diferentes insumos que se emplean en el sistema de salud comenzó a tener incrementos. Desde los hospitales también advirtieron acerca de especulaciones por parte de algunos proveedores, que no entregaban la mercadería solicitada o que pedían precios más altos.

El Litoral consultó a algunos de los directores de los hospitales más importantes de la provincia, quienes señalaron que la situación continúa y que afecta cada vez más al desempeño de distintos servicios. “Hay insumos que cuestan mucho conseguir y la mayoría de los que se pide, tarda en llegar”, aseguró el director asociado del hospital Escuela, Alfredo Revidatti.

El médico señaló que, actualmente, uno de los insumos más críticos para el centro de salud son las placas radiográficas, ya que no se entregan los pedidos realizados. “También tenemos problemas con ciertos medicamentos y con insumos específicos para cirugías, como catéteres”, detalló.

La falta de placas radiográficas también afecta al hospital Llano, según señaló la directora ejecutiva, Silvia Bonassies. “Es uno de los artículos que más cuesta conseguir, junto con los reactivos para los laboratorios”, aseguró a El Litoral.

“La mayoría de los productos se consiguen a nivel local, pero en algunos casos, hay insumos que se deben traer de otros lugares y eso encarece muchos los costos”, aseguró. La semana pasada, la directora del hospital Vidal, Norma Pérez, también se refirió a los constantes aumentos que deben afrontar y aseguró a este diario que “los proveedores traen listas con precios que cambian de un día para el otro”.

En el hospital Llano, los problemas también afectan a algunos equipos. “Se nos han descompuesto algunos equipos y al pedir repuestos, los proveedores nos dicen que no se consiguen o nos pasan presupuestos con costos altísimos", ejemplificó su directora.

Coment� la nota