Hospitales en colapso y caos sanitario con cientos de heridos

Mientras se endurece la ofensiva israelí contra objetivos del grupo islámico Hamas, que ya dejó más de 345 muertos y 1.600 heridos, según fuentes palestinas, la Franja de Gaza está en emergencia. "Los hospitales están colapsados y aunque ahora están comenzando a llegar algunos materiales y medicinas, nada alcanza para cubrir las necesidades", afirmó un portavoz del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) desde la ciudad de Gaza, Iyad Nasr.
En diálogo telefónico con Clarín, Nasr señaló que la situación allí "es muy difícil, cada vez más tensa, con los continuos bombardeos". Las distintas organizaciones internacionales que trabajan en la Franja de Gaza y desde hace meses alertan sobre la crisis humanitaria que golpea a ese territorio palestino debido al bloqueo israelí, lograron ayer que comenzara a entrar algo de ayuda. "Dentro de todo fue un día positivo, ya que logramos traer a Gaza algunos medicamentos y materiales quirúrgicos necesarios en los hospitales para atender a los heridos por los ataques. Pero no es suficiente. Según el ministerio de salud palestino, de los 1.600 heridos que hay en los hospitales, 250 están en situación crítica", explicó el vocero. Un informe difundido ayer por el CICR, dice que los hospitales de la Franja de Gaza están en un "caos" absoluto por un "flujo constante de heridos" desde el sábado, cuando comenzaron los bombardeos israelíes.

"Recién hoy (por ayer) un grupo de trabajadores de la Cruz Roja han logrado llegar al hospital Shifa, el más importante de Gaza, y la situación es realmente grave", contó Nasr. Antes no habían podido llegar debido a los continuos ataques.

"La gente no tiene a dónde ir, los pasos fronterizos están cerrados y la electricidad dura pocas horas. Las organizaciones humanitarias pedimos a la población que no salga de sus casas para evitar ser víctimas de los bombardeos, y sobre todo llamamos a Israel a no atacar a civiles. Hemos visto por televisión mujeres y niños bajo los escombros, esto es muy grave", advirtió Nasr.

Comentá la nota