El hospital ‘Vera Barros’ incorporó nuevo equipamiento.

Se realizó la entrega de diez monitores multi-paramétricos destinados a la Unidad de Terapia Intensiva del hospital regional "Enrique Vera Barros", que fueron adquiridos con fondos de autogestión generados por el mismo nosocomio. Del acto participaron el ministro de Salud, Gustavo Grasselli y el director del hospital, Luis García.
Grasselli explicó que "hace dos años que se está trabajando con autogestión, de manera que cuando se justifica la atención a los pacientes ante la obra social se obtiene este tipo de beneficios" y agregó que el procedimiento consiste en lo que se les cobra a las obras sociales, dado que el afiliado no paga absolutamente nada.

"Con estos fondos se empieza a autofinanciar y permite adquirir más equipamiento, entonces, la habilitación y características del Hospital permite que las obras sociales tengan la responsabilidad de pagar", subrayó Grasselli.

La UTI tiene 14 camas, además de la unidad coronaria que cuenta con 11 camas, la terapia intermedia tiene 11 plazas más y con la unidad de Neonatología el hospital llega a 60 camas en las distintas terapias intensivas.

En este sentido, el ministro indicó que trabajando de este modo se avanza en el objetivo de evitar el colapso de estos servicios y anunció que se están gestionando "autoanalizantes" que vendrán a agilizar los estudios de laboratorios.

Por su parte, el director Luís García explicó que los aparatos entregados hoy permiten hacer un monitoreo permanente a los pacientes que están en terapia intensiva. Controlan la actividad cardíaca, el gasto cardíaco, la concentración de oxígeno y de dióxido de carbono en sangre, toma automáticamente la tensión arterial en forma invasiva o no invasiva, y la temperatura.

"Se invirtieron en este equipamiento 105.000 pesos con fondos que generó el Hospital, por el sistema de autogestión. Con esto se completa la renovación de todo el equipamiento de la Unidad de Terapia Intensiva (UTI), ampliándose la misma con 7 camas más y se adquirieron respiradores, monitores, bombas de infusión continúas y nos llena de orgullo porque es una terapia intensiva con última tecnología en equipamiento", expresó García.

El director también destacó los recursos humanos, profesionales médicos y enfermeras y personal calificado que hacen que los resultados que se obtienen en la UTI sean buenos. Además destacó el acompañamiento del ministro por las gestiones para conseguir el tomógrafo, equipo de rayos x y equipamiento para laboratorio.

Por último, García aseguró que "los equipos funcionarán inmediatamente y los equipos viejos que tiene la UTI serán redistribuidos en los distintos servicios como la guardia y el internado para crear las salas con equipamiento que permita contener la demanda de pacientes que tiene el hospital".

Comentá la nota