El Hospital con el sistema de salud sobrecargado

La información a nivel nacional hace referencia al colapso del sistema sanitario por el notable incremento del nivel de consultas médicas asociadas a patologías respiratorias. En Pergamino, y aunque sin llegar a la saturación, la realidad no dista demasiado de la que se experimenta en la Capital Federal y el Conurbano bonaerense. Referentes del sistema sanitario consultados por el diario local La Opinión reconocieron que el temor frente al virus de la gripe A H1N1 motiva la inquietud de la población que consulta ante la aparición de los síntomas compatibles con la enfermedad que aqueja al mundo.
Sin embargo, la principal batalla que se disputa en esa ciudad es contra las Infecciones Respiratorias Agudas Bajas (Irab), como la bronquiolitis y otras enfermedades del aparato respiratorio en niños.

En los últimos días, tanto las clínicas privadas, como salas de atención primaria y el Hospital San José han visto sobrecargada su capacidad y en algunos casos han recibido a pacientes de otras ciudades producto del colapso experimentado por el sistema en varios lugares de la provincia de Buenos Aires.

Aunque la demanda se advierte por igual en centros privados, cobra especial dimensión cuando se la observa en el sistema público de salud. En este campo, el Hospital Interzonal de Agudos San José es la caja de resonancia de un presente caracterizado por la virulencia con la que aparecen muchas enfermedades.

Frente a ese panorama, que mostraba pasillos llenos y salas de espera abarrotadas, las autoridades del nosocomio explicaron el cuadro de situación y brindaron precisiones respecto de estadísticas de atención y porcentaje de ocupación de camas de internación que ayudan a dimensionar el nivel de demanda.

El doctor Gerardo Monacci, director ejecutivo del Hospital San José reconoció en diálogo con La Opinión que "estamos observando muchísimo incremento en las consultas" y comentó que "personalmente los últimos días estuve hasta las 2 en el Hospital".

"El sábado y cuando advertimos un pico en la demanda, tuvimos cinco pediatras atendiendo consultas", agregó y se mostró categórico al aseverar que "el Hospital siempre da respuestas a sus pacientes".

"Cuando afrontamos estas coyunturas marcadas por el incremento en el nivel normal de consultas por factores estacionales, obviamente que lo que se genera son mayores tiempos de espera, pero hemos tratado de estar a la altura de las circunstancias y hemos reforzado los servicios de Guardia y de Pediatría tratando de descongestionar el Hospital asegurando que todo el que llegara pudiera ser atendido", planteó el director ejecutivo del Hospital San José, apelando a "la paciencia de los pacientes".

"Sabemos que a veces algunas situaciones se complican, porque el que llega con un chiquito enfermo quiere ser atendido de inmediato, pero les pedimos paciencia porque por estas horas hay mucha demanda y se estarían necesitando más pediatras", agregó y remarcó que "todos los dispositivos de este Hospital están puestos al servicio de dar respuestas acordes".

Consultado respecto de la realidad que experimenta el Hospital San José en referencia al colapso que han sufrido otros centros de salud, el director del Hospital San José señaló que "aunque la demanda está más allá de nuestras previsiones, el sistema en Pergamino no está colapsado".

"Lo que estamos experimentando es un alto nivel de demanda por el gran temor que hay en torno de la gripe porcina, una enfermedad que se presenta con muchos síntomas compatibles a los de la gripe común", señaló.

En la misma línea, el doctor Hugo O’ Brien, director asociado médico del establecimiento indicó que "tenemos una gran afluencia de público, sobre todo chicos con bonquiolitis" y aprovechó la oportunidad para "agradecer a los médicos de guardia y de planta porque demuestran una muy buena predisposición para actuar en situaciones críticas".

"Estamos con la guardia alta, esperando el brote de gripe porcina en Pergamino", admitió O’ Brien, quien estimó que "aunque no tenemos ningún caso sospechoso, no descartamos que puedan aparecer y consideramos que la gripe porcina no hay que subestimarla".

En orden a la ocupación de camas, Gerardo Monacci precisó que "estamos trabajando a sala completa, pero no estamos saturados e incluso hemos podido recibir a pacientes de otras ciudades en las últimas horas".

Al respecto, confió que "el domingo recibimos en el Servicio de Pediatría a un nene de Arrecifes y a dos de Luján porque en el Conurbano no tienen lugar para atender".

Sobre ello, fue Hugo O’ Brien quien especificó que "en estos momentos el nivel de ocupación del Hospital supera el 80 por ciento, lo que significa que no podemos hablar de colapso como está sucediendo en los hospitales de la Capital Federal o el Conurbano".

"Lo que tenemos es una importante demanda de atención en los consultorios externos", insistió.

Respecto de las patologías de mayor prevalencia, Monacci explicó que "en general los cuadros que se presentan son de bronquiolitis, procesos obstructivo bronquial, neumopatías y algunos cuadros como neuropatías agudas" y abundó en señalar que "en Neonatología los principales inconvenientes los estamos teniendo con los chiquitos de bajo peso al nacer que están sufriendo las consecuencias de vivir en condiciones de riesgo con necesidades básicas insatisfechas".

Insumos

Con estadísticas que señalan un promedio diario de atención de 1.000 personas en consultorios externos, las autoridades del Hospital San José resaltaron que "por suerte contamos con los insumos necesarios para dar batalla a la situación que se nos presente" y comentaron que "el Ministerio de Salud nos ha asignado un presupuesto adicional y nos ha asegurado la disponibilidad de insumos para afrontar cualquier contingencia".

"Ahora estamos comprando más guantes y elementos para atender las consultas pediátricas", puntualizó el doctor Gerardo Monacci señalando que "se están tomando todas las precauciones para trabajar bajo los mejores niveles de seguridad posible y evitar la contaminación".

Atención Primaria

Consultado respecto de la ocurrencia de derivaciones desde los Centros de Atención Primaria, el doctor Gerardo Monacci aseguró que "estamos recibiendo algunas", pero resaltó que "tanto las salas de salud como el Hospital estamos trabajando coordinadamente".

"No estamos teniendo problemas con los centros de salud, lo que ocurre es que hay mucha demanda y hay que trabajar", planteó el funcionario, quien expresó su deseo de que "sigamos funcionando bien".

"La atención pediátrica en las salas funciona muy bien; no tenemos ningún inconveniente si hay alguna falencia, no tenemos porqué decir que la culpa la tiene otro; todos tenemos responsabilidades con la salud", afirmó y consideró que "cada uno sabe cómo tiene que trabajar, cuáles son sus fallas y cómo resolverlas".

"Las salas de salud tienen un muy buen servicio de Pediatría y cuentan con insumos", aseveró y planteó que "frente a una coyuntura de importante demanda, lo importante es tener mucha tranquilidad, no ponerse nervioso".

"Esto cabe sobre todo para los que trabajamos por la salud pública", agregó y remarcó que "nosotros no hacemos política, queremos que el Hospital funcione bien y ojalá que el secretario de Salud de Pergamino esté tranquilo porque desde el Hospital siempre va a encontrar apoyo y gente que trabaja por la salud de Pergamino".

En el mismo sentido, Hugo O’ Brien, como director asociado médico ratificó la voluntad de "seguir trabajando para que el Hospital pueda sobrellevar eficazmente este nivel de demanda, de la mano de quienes trabajan en atención primaria o en centros privados".

"En caso de colapsar, vamos a pedir colaboración a las clínicas, y ellos podrán hacer lo mismo con nosotros, porque esto es una red y tenemos que comprender que tenemos que trabajar en equipo", concluyó.

También en adultos

Aunque por estas horas la mirada está puesta fundamentalmente en la atención pediátrica, el director del Hospital San José informó que "la demanda se advierte también en adultos".

"El promedio de atención es de 1.000 personas en consultorios externos", precisó Monacci, al tiempo que señaló que "esta cifra permite dimensionar el nivel de trabajo que estamos teniendo".

Satisfecho con el esfuerzo que está haciendo la comunidad hospitalaria por responder a los requerimientos de la población y cauto en sus apreciaciones, el director ejecutivo del nosocomio destacó que "a pesar de la enorme cantidad de gente que pasa a diario, no estamos recibiendo muchas quejas, sí hay reclamos, pero son canalizados y conseguimos darles respuesta, pero no estamos teniendo dificultades en el trato con la gente y esperamos continuar de esta manera", finalizó.

Comentá la nota