Hospital: el servicio de rayos está "en medio de una seria crisis" y dos médicos presentaron la renuncia

De acuerdo a lo que pudo chequear infoeme.com, hay al menos dos renuncias presentadas esta misma semana. Marcelo Leani y Mónica Donadi se irían, "por cuestiones estrictamente personales". Carlos Serrano está mediando para retenerlos.
Dos de los seis médicos de rayos del Hospital ya renunciaron al servicio que, según todas las fuentes consultadas por infoeme.com "está pasando por un momento de seria crisis y pronto la situación será evidente por las quejas de los pacientes".

A pesar del hermetismo total de las autoridades de la Secretaría de Salud del Municipio, este Diario pudo saber que al menos los médicos Marcelo Leany y Mónica Donadi pegaron un portazo "por razones que no son económicas sino de roles, del espacio que debe ocupar cada uno".

En principio, la situación entre los médicos y las autoridades de salud "es realmente crítica".

Carlos Serrano, el veterano del grupo, es el que "más esfuerzos está haciendo para tratar de encontrar una solución, y mantiene la línea abierta con la Dirección (Alfredo Waimann) pero de ahí para arriba el diálogo se complica mucho".

A pesar del hermetismo, varios de los involucrados indicaron que "por el momento no va a haber declaraciones oficiales y la semana que viene van a estar las definiciones, para bien o para mal, de esta crisis. De todos modos, negarla es un absurdo porque en pocas horas más todo el mundo empezará a darse cuenta por los reclamos de los pacientes".

Aunque el conflicto está en su peor momento, las fuentes consultadas indicaron que "las atenciones se vienen dando, con un ritmo que no es el normal, y la salida de los dos médicos no implica que los seis médicos se vayan con ellos".

La renuncia de Leani y Donadi sería irreversible. Altas fuentes del Palacio San Martín dijeron desconocerlas, pero este Diario las tiene confirmadas.

Versión del Municipio

Desde el lado oficial, voceros del Gobierno admitieron que "es cierto que el área está en crisis pero se trata de un conflicto de larga data, que cada tanta tiene sus descompensaciones: tienen que resolverlo entre ellos (los seis médicos)".

De todos modos, los voceros ignoraban este mediodía que Leani y Donadi habían renunciado de modo indeclinable: "son motivos estrictamente personales, porque Leani no tiene diferencias políticas con (José) Eseverri, pero tomó decisiones que son irreversibles".

La situación en el Municipio era llamativa. Por un lado, se aseguraba que "se trata de una situación privada, entre los médicos del servicio, y el Gobierno no se va a manifestar porque no nos afecta en nada".

Sin embargo, este Diario pudo constatar que hay al menos dos renuncias (varias fuentes indican que son más), que el clima de crisis es evidente entre el personal y que en ventanilla ya hay quejas de pacientes por los trastornos que suscita la cuestión sin resolver.

Comentá la nota