El hospital de Roca suspendió todas las cirugías

Están realizando reparaciones en los quirófanos. Derivan pacientes a otros hospitales y clínicas privadas.
ROCA (AR).- Cerrado por reparaciones. Aunque suene extraño, sobre todo si se habla de los quirófanos de un hospital de máxima complejidad, esta es la realidad del Francisco López Lima, de Roca, desde los últimos días. Tal es así que no se están realizando, directamente, ningún tipo de operaciones programadas y sólo se atienden urgencias.

Pudo saberse que hace un par de semanas se cerró el sector, donde se encuentran los tres quirófanos del centro -separados entre sí pero unidos a través de un pasillo- para someterlo a un plan de reparación integral ya que "no se han tocado en los últimos 30 años", señaló el director, Ariel Martínez.

Por tal razón se suspendieron todas las intervenciones programadas, y se derivan los pacientes a otros hospitales cercanos o a centros privados.

El tema de los arreglos en esta sala demandará un plazo importante para su finalización, aunque -ante la consulta- no se precisaron fechas, y en el Consejo de Salud Local también se abordó la situación.

Según se indicó, un grupo de ingenieros relevaron el sector y detallaron las principales falencias y necesidades, por lo cual arrancaron inmediatamente los trabajos.

Desde el Consejo Local se indicó que el área necesitaba "refacciones edilicias para la internación con seguridad" y así mantener "baja la tasa de reinfección hospitalaria".

Por el momento, explicó Martínez, "se están atendiendo urgencias solamente y las (operaciones) programadas se derivan a los hospitales de Allen y Villa Regina", y, según la complejidad requerida, otros pacientes se "siguen derivando a las clínicas" privadas de la ciudad.

Las obras se iniciaron días atrás y abarcan la refacción de los tres quirófanos. "Son tres salas diferentes pero que se unen por un pasillo por lo que no pueden usarse por ahora", sostuvo el director.

La idea es que "todo quede a nuevo", sostuvo, porque "hace más de 30 años que no se hace nada", por lo que se torna imprescindible una refacción y modernización total, tanto de las instalaciones como de los equipos.

"Un grupo de ingenieros del hospital hicieron el informe, con un listado de cosas para arreglar, lo evaluamos y preferimos hacerlo en verano, que por ahí hay menos demanda, mucha gente con obra social viaja y en general está más tranquilo", se apuntó.

Si bien no se detalló qué inversión se aplicará en las mejoras, sí se destacó que el desembolso previsto se hará con fondos compartidos entre el hospital y el gobierno provincial.

Por la complejidad y por ser un hospital cabecera, el de Roca recibe pacientes de varias localidades, entre ellas de la Región Sur, que ahora deberán ser atendidos en otros hospitales.

Comentá la nota