El hospital de Roca implementará control de desechos tóxicos

ROCA (AR).- El hospital Francisco López Lima firmará un convenio para implementar el Proyecto de Residuos Médicos Hospitalarios, desarrollado por la Organización de las Naciones Unidas, para el cual fue seleccionado junto a otros del país. Podrá participar del programa "Demostración y promoción de las mejores técnicas y prácticas para la reducción de desechos generados por la atención de la salud a fin de prevenir emisiones de dioxinas y mercurios al medio ambiente".
Fue seleccionado junto a los hospitales de Reconquista (Santa Fe) y de Pediatría Juan Garrahan. Ahora las autoridades locales deben firmar el convenio con el responsable nacional del Proyecto, Jaime Lazoski.

"Durante la implementación se formulará un modelo de gestión de residuos factible de aplicar en otras instituciones, previéndose realizar estudios, investigaciones y tareas de difusión, capacitación y entrenamiento y la prestación de asesoramiento", se explicó desde Salud.

El proyecto tendrá una duración de tres años y forma parte del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD)

Está previsto que el trabajo sea realizado en conjunto con los municipios donde funcionan los hospitales seleccionados, siendo el máximo objetivo el de "la protección de la salud pública y el ambiente global de los impactos de la liberación de dioxinas y mercurio" a través de la incineración de residuos sanitarios.

En el caso de las dioxinas, son liberadas en las quemas de PBC, producto contenido en los elementos descartables de uso médico.

El mercurio es un elemento erradicado de los hospitales rionegrinos en consonancia con una campaña de la Organización Mundial de la Salud, lanzada en 2008 para reemplazar termómetros y tensiómetros que poseen este metal pesado por otros de funcionamiento digital, y la resolución 139/2009 del Ministerio de Salud de la Nación que se orienta en el mismo sentido.

El proyecto de la ONU se aplicará en siete países y evaluará la efectividad de las tecnologías de tratamiento de residuos sanitarios que no involucren la incineración, prácticas de gestión de residuos y otras técnicas para evitar la liberación de dioxinas y mercurio en el ambiente.

Comentá la nota