El Hospital se quedó sin agua y debió recibir ayuda de Bomberos

Por falta de presión, el nosocomio no contó con el servicio. Además, dejó de funcionar el equipo central de refrigeración que trabaja con enfriamiento del líquido. Temen que la situación empeore en estos días
Las ba­jas en el ser­vi­cio de agua po­ta­ble que afec­tó al 80% de los rio­cuar­ten­ses tam­bién per­ju­di­có el fun­cio­na­mien­to del Hos­pi­tal Re­gio­nal San An­to­nio de Pa­dua, que de­bió re­cu­rrir a la ayu­da de Bom­be­ros Vo­lun­ta­rios. Lle­na­ron los tan­ques del no­so­co­mio con un ca­mión cis­ter­na y me­dio, pe­ro si no cam­bia la si­tua­ción hoy ne­ce­si­ta­rán un nue­vo abas­te­ci­mien­to.

Os­car Fe­rra­rio, en­car­ga­do del área de Man­te­ni­mien­to del Hos­pi­tal, in­di­có a PUN­TAL que la su­per­fi­cie del edi­fi­cio es muy gran­de, "se de­be lim­piar des­de el úl­ti­mo pi­so has­ta el sub­sue­lo, to­do lo que son pa­si­llos téc­ni­cos, aque­llos don­de es­tán los pa­cien­tes, las sa­las de es­pe­ra y los ba­ños", di­jo. Si ade­más se con­si­de­ra que por allí tran­si­ta mu­cha gen­te dia­ria­men­te, las con­di­cio­nes de hi­gie­ne de­ben ser óp­ti­mas.

"Por el ca­lor que ha­ce, al­gu­nos pa­cien­tes se de­ben ba­ñar dos o tres ve­ces por día", ex­pli­có Fe­rra­rio, quien agre­gó que el con­su­mo au­men­ta cuan­do se po­ne a pen­sar en el tra­ba­jo de la co­ci­na pa­ra los in­ter­na­dos.

- ¿Cuál es el es­ta­do del sis­te­ma de re­fri­ge­ra­ción del edi­fi­cio?

- No nos an­da el ai­re acon­di­cio­na­do cen­tral, el mar­tes se pu­so en mar­cha pe­ro se tra­bó por fal­ta de agua, por­que fun­cio­na con un cir­cui­to con lí­qui­do. Si se con­tem­pla que mu­chas de las ven­ta­nas son fi­jas, en al­gu­nos es­pa­cios el ca­lor se tor­na in­so­por­ta­ble.

El en­car­ga­do in­di­có que por más que ha­ya luz, es­te sis­te­ma no fun­cio­na. En cam­bio, en otros es­pa­cios don­de se lo re­quie­re se uti­li­zan equi­pos que son so­la­men­te eléc­tri­cos y allí no ha­bría com­pli­ca­cio­nes.

Má­xi­ma hi­gie­ne

"Es un edi­fi­cio que tie­ne que es­tar 100% hi­gie­ni­za­do. Aquí, la ca­li­dad de la lim­pie­za fue siem­pre muy bue­na, pe­ro la­men­ta­ble­men­te, los días de ca­lor nos es­tán per­ju­di­can­do mu­cho", con­si­de­ró Fe­rra­rio y re­fle­xio­nó: "No só­lo al Hos­pi­tal, a to­da la ciu­dad, pe­ro aquí hay per­so­nas con afec­cio­nes que no pue­den an­dar su­frien­do es­to".

El en­car­ga­do de man­te­ni­mien­to ex­pli­có que en el ho­ra­rio de 10 a 13 ho­ras hay un mo­vi­mien­to im­por­tan­te don­de se rea­li­za la lim­pie­za ge­ne­ral del no­so­co­mio. Ade­más, se tra­ba­ja en la co­ci­na y lue­go se ha­ce la lim­pie­za de los uten­ci­llos. "Más tar­de, se re­to­ma es­ta ac­ti­vi­dad a las 17.30, con la me­rien­da y más tar­de con la ce­na", se­ña­la.

- ¿Cuán­do co­men­za­ron con las com­pli­ca­cio­nes con el ser­vi­cio?

- Ha­ce tiem­po que ve­ni­mos con pro­ble­mas en la pre­sión del agua, des­de el sá­ba­do que te­ne­mos com­pli­ca­cio­nes y el con­su­mo del ser­vi­cio es mu­cho. El sá­ba­do, lue­go de mu­cho tra­ba­jo, re­cién a las 4 de la ma­ña­na pu­di­mos so­lu­cio­nar la pre­sión, pe­ro hoy di­rec­ta­men­te que­da­mos de­sa­bas­te­ci­dos.

Fe­rra­rio ex­pli­có que si bien to­do el Hos­pi­tal re­quie­re del ser­vi­cio pa­ra su fun­cio­na­mien­to, en la par­te vie­ja del edi­fi­cio no ha­bría ma­yo­res com­pli­ca­cio­nes por la fal­ta por­que allí se con­cen­tra la par­te de te­ra­pia y no uti­li­za mu­cha agua. Sin em­bar­go, en la par­te nue­va del no­so­co­mio es­tá la in­ter­na­ción y la aten­ción a los pa­cien­tes, por lo que es me­nes­ter con­tar con el ser­vi­cio.

Dis­po­ni­bi­liad

- ¿Cuál es la ca­pa­ci­dad con la que cuen­ta el Hos­pi­tal Re­gio­nal?

- Hay una gran cis­ter­na de 15 mil li­tros de agua con una bom­ba que lle­va el agua a los tan­ques que es­tán en la par­te su­pe­rior del edi­fi­cio. Allí se jun­tan otros 5 mil. Des­de Bom­be­ros nos tra­je­ron un ca­mión de 13 mil li­tros y lue­go la mi­tad de otro. De to­das for­mas, es­te abas­te­ci­mien­to no al­can­za pa­ra mu­cho tiem­po.

Fe­rra­rio in­di­ca que el con­su­mo es muy gran­de y con­fie­sa: "Es­pe­ra­mos que me­jo­re la en­tra­da de agua, pe­ro si la si­tua­ción si­gue de es­te mo­do, ne­ce­si­ta­re­mos nue­va­men­te de la asis­ten­cia de Bom­be­ros".

Si bien el agua que re­ci­bió el Hos­pi­tal era de red y ap­ta pa­ra el con­su­mo, cuan­do se la trans­por­ta en los ca­mio­nes cis­ter­nas pier­de la ca­de­na de hi­gie­ne (por más que el mó­vil sea nue­vo). "Cual­quie­ra que lo trans­por­te en ca­mión ha­ce que se eche a per­der", ex­pli­có Fe­rra­rio. "Con­si­de­ran­do las al­tas tem­pe­ra­tu­ras que se vie­nen dan­do, el es­ta­do del agua se echa a per­der y se ac­ti­van a to­das las bac­te­rias", in­di­có.

Con las reservas al límite

El Hos­pi­tal Re­gio­nal no fue el úni­co que re­ci­bió asis­ten­cia de Bom­be­ros Vo­lun­ta­rios, tam­bién ayer se le en­tre­gó agua al Uro­ló­gi­co y al Ins­ti­tu­to de Diá­li­sis. Así lo ase­gu­ró el co­mi­sa­rio ins­pec­tor Ja­vier De Ol­mos, quien in­di­có que la en­ti­dad es­tá tra­ba­jan­do al lí­mi­te de sus po­si­bi­li­da­des.

La en­tre­ga de agua fue y se­rá gra­tis pa­ra aque­llas en­ti­da­des co­mo sa­na­to­rios y clí­ni­cas que tra­ba­jen con cues­tio­nes li­ga­das a la sa­lud. De to­das for­mas, por las com­pli­ca­cio­nes en el uso de bom­bas pa­ra ex­traer agua, se di­fi­cul­ta mu­cho el ser­vi­cio. Ayer, por ejem­plo, pa­ra abas­te­cer al Hos­pi­tal se de­bie­ron re­cu­rrir a las per­fo­ra­cio­nes si­tua­das al sur de la ciu­dad.

Es prio­ri­dad el ser­vi­cio pa­ra los or­ga­nis­mos de sa­lud, pe­ro tam­bién se ha­ce en­tre­ga al sec­tor pri­va­do. En es­te ca­so el via­je con el ca­mión cis­ter­na ten­drá un cos­to de $200 pa­ra las em­pre­sas y de $250 pa­ra las in­dus­trias, te­nien­do en cuen­ta lo que im­pli­ca el tras­la­do.

De Ol­mos acla­ró que el agua no es po­ta­ble, que sir­ve pa­ra ac­ti­vi­da­des de hi­gie­ne, por ejem­plo. In­di­có tam­bién que no se co­bra, los gas­tos es­tán vin­cu­la­dos al ope­ra­ti­vo que rea­li­za la or­ga­ni­za­ción.

Las re­ser­vas en Bom­be­ros no es­tán en con­di­cio­nes co­mo pa­ra man­te­ner la si­tua­ción por mu­cho tiem­po, te­nien­do que aten­der tam­bién a más de 25 sa­li­das dia­rias por la se­quía y fue­gos en mi­cro­ba­su­ra­les.

Comentá la nota