El hospital con pronostico reservado

Rio Gallegos - Seis médicos están afectados a Urgencias del nosocomio. Sólo dos trabajan en turnos de 12 horas. La Jefa del sector advirtió que los profesionales padecen de stress físico y mental.
Alertó que si a fin de mes el sector no es declarado "área critica", podría cancelar el servicio de ambulancia o de asistencia interna.

En la guardia del nosocomio local faltan médicos. Según indicó la Dra. Alicia Campbell, jefa del Departamento Emergencia del Hospital Regional, esto sucede porque los seis profesionales de la salud que trabajan en este sector (dos por turno) son los peores pagos, sumado a situaciones de stress físico y psicológico al que están expuestos.

Campbell indicó que los médicos perciben el mismo salario que sus pares que no hacen guardia y cumplen sus horas en consultorio. "A su vez el que cumple horas en consultorio arancela mejor, porque por guaria no se puede arancelar, en promedio cobramos 20 pesos de arancelamiento, cuando en un consultorio se arancela 400 ó 500".

En Emergencias, el personal trabaja 36 horas (tres guardias de doce horas) por semana, que se cumplimentan con actividades de servicio para llegar a las 44 horas semanales.

"Eso es frente al paciente; en la calle, es una situación muy diferente que estar en un consultorio, quienes trabajan 40 horas", precisó.

Bloqueados

Otro inconveniente es que no se consideró a la guardia como un área crítica dentro del hospital, por lo tanto, el resto del personal realiza el mismo horario que los afectados a emergencia, pero perciben 2.200 pesos más en sus haberes. "Esto ocasionó que seamos seis médicos del servicio, de los cuales dos son `part-time´. Es decir, deberían trabajar menos horas que eso", dijo Campbell y agregó que dicha cantidad de profesionales no se incrementa desde hace 5 años, tiempo en el que necesitan del apoyo de los médicos periféricos. También señaló que desde aquella fecha, la demanda creció exponencialmente.

Esta recarga horaria derivó en una situación de stress crónico. Puntualmente los médicos padecen de una enfermedad típica de su actividad laboral denominada "block out". "Los médicos se enferman por estar muy agotados o se tienen que retirar del trabajo o ir a otro lado", alertó.

Campbell estimó que para funcionar correctamente, al sector se le deberían asignar, por lo menos 16 médicos nuevos (3 médicos por servicio sumado a 5 enfermeros permanentes). De esta manera se podría afrontar la demanda de los pacientes.

"La guardia debería atender a los pacientes graves, las urgencias y emergencias, tanto externas del hospital, como las internas", explicó.

Area critica

Hace dos años atrás, el ex ministro de Asuntos Sociales, doctor Juan Carlos Nadalich, recepcionó el reclamo y dispuso un aumento para todos los enfermos, camilleros y médicos del sector. Aunque la medida nunca fue concretada. "Lo firmó y a los días se fue a Buenos Aires y las nuevas autoridades no nos reconocieron nada", recordó.

Las autoridades del hospital que asumieron hace días atrás conocen la situación, incluido el ministro de Asuntos Sociales, Matías Mazzú. "Le dimos una semana para contestarnos y no nos contestaron nada, después nos ofrecieron una solución transitoria: que los médicos periféricos nos apoyen, pero así a mi paguen diez mil pesos más -como los anestesistas- no voy a poder hacer más de lo que hago", sostuvo.

Actualmente dicha propuesta fue "semiaceptada". Sin embargo, disparó que si a fin de mes urgencias no es reconocida como área crítica, el sector dispondrá de un médico solamente por turno. "Lo que implica o no salir con la ambulancia, o salir y no atender pacientes adentro del hospital", sentenció.

Comentá la nota