En el Hospital se preparan para afrontar 15 días de "alto riesgo"

Pidieron a los médicos total disponibilidad para las próximas dos semanas por temor a que la enfermedad tenga un fuerte avance. Tomaron dos muestras más de pacientes sospechosos de portar gripe A.
El director del Hospital San Antonio de Padua, Miguel Minardi, convocó a los jefes de los servicios del nosocomio para advertirles que a partir del lunes y por dos semanas necesitará ampliar al máximo posible la disponibilidad del personal por el temor a un incremento importante de casos sospechosos y confirmados de gripe A en la ciudad.

En la reunión, según trascendió, se habló de "tensar las cuerdas" para estar 100% preparados y con todas las medidas tomadas para hacer frente a una mayor demanda.

"Creemos que en los próximos 15 días vamos a tener alguna complicación porque se están presentando casos de gripe A mezclados con gripe común y cuadros respiratorios varios que muchas veces dificultan la diferenciación al profesional", señalaron.

Ante esto, no descartaron comenzar, si se llega a incrementar mucho la cantidad de casos en danza, como en Buenos Aires, a medicar con el antiviral osentamivir a los casos sospechosos. Es que si hay muchos pacientes con posibilidades de portar el virus, esperar los resultados comienza a ser un inconveniente. Además, todos coinciden en que el Instituto Malbrán, único que puede dar respuestas a los análisis de las muestras, está prácticamente desbordado.

Sin embargo, las autoridades sanitarias aseguran que aún hay una situación controlable por la cantidad de casos detectados, e insisten en que la única forma de contener la enfermedad y que no llegue a ser una complicación para la salud pública es apelando a la conciencia de la población. "Que las familias que tienen algún caso sospechoso no salgan a la calle, que se queden aislados por unos días para evitar que el virus se propague", remarcan. Pero hasta aquí, muchos trabajadores de la salud que asisten a los pacientes en sus domicilios cruzan con frecuencia a los familiares de la misma vivienda en la calle. "Si no logramos esa cuota de responsabilidad social será muy difícil", remarcaron las fuentes.

Prevención

Frente a esto, ayer las autoridades sanitarias municipales iniciaron las charlas en los colegios -ver pág. 13-, volantearon en la Plaza Roca con las principales medidas de prevención y los síntomas, y comenzaron a dar información en los colectivos.

"Creemos que la buena información va a llevar tranquilidad a la gente", remarcó el subsecretario de Salud Municipal, Gabriel Abrile.

Mientras tanto, el equipo sanitario realizó ayer dos nuevos hisopados a pacientes sospechosos de portar el virus H1N1. Las muestras fueron giradas a Córdoba para luego derivarlas al Malbrán. Abrile, en tanto, confirmó anoche que no habían llegado resultados de la docena de casos sospechosos aparecidos esta semana.

Habría 3 niños infectados en Córdoba

Tres niños que están internados en la Batería C del Hospital de Niños estarían infectados con el virus de la Gripe A. Esta información no ha sido informada desde el Ministerio de Salud, ya que según testimonios de allegados al ministro, Oscar González, se están investigando los casos, tras la derivación de las muestras al Instituto Malbrán de la Provincia de Buenos Aires. Según el testimonio de familiares de los niños enfermos, éstos están siendo observados cuidadosamente y por una decisión del Hospital no se les ha dado a conocer, ni siquiera a los empleados del nosocomio, la identidad de los menores. La intención de las autoridades del centro de salud es que a los niños no se los discrimine en su atención ante la posibilidad de que estén infectados.

Algunos delegados gremiales del hospital se habrían quejado debido a que el hospital y la Provincia no les han dado los elementos básicos para tratar este tipo de enfermedades como son guantes, barbijos y delantales apropiados. Los empleados están molestos ya que recién ayer hubo algunas charlas informativas de cómo higienizarse para evitar el contagio de la gripe A. Hasta ayer, estos tres niños, de entre tres y cuatro años de edad, se encontraban internados en el Hospital de Niños de la Santísima Trinidad evolucionando favorablemente. "Para nosotros es un peligro latente porque en realidad no sabemos cómo actuar y encima no tenemos los elementos para actuar. ¿Si alguno de nosotros se enferma quién se va a hacer cargo?

¿El Ministerio, el Hospital?", se animó a quejarse uno de los empleados del centro de salud provincial. Debido al conflicto de los empleados municipales con el gobierno, lugares públicos como el Hospital de Niños se han visto desbordados en su atención, ya que los dispensarios en los barrios sólo están cubriendo las guardias mínimas.

Según datos del hospital, en una guardia nocturna pueden llegar a ser atendidos unos 600 niños.

González, ahora admite que hay preocupación en el gobierno

El ministro de Salud, Oscar González, que fue una de las voces que más relativizó la importancia de la gripe A en el país, y sus consecuencias, ayer admitió en su visita a Río Cuarto que "al gobierno de Córdoba y al Ministerio de Salud le preocupa la gripe A y por eso hemos tomado en todas partes las medidas que hay que tomar. Hay planes de contingencia, refuerzos de guardias, hemos separado la atención a enfermos respiratorios agudos del resto de las atenciones de guardia y hemos acentuado el sistema de vigilancia epidemiológica, entre otras acciones".

El funcionario, que siempre se mostró muy crítico con el tratamiento que la enfermedad está teniendo, recordó que "en Córdoba hay 16 casos confirmados pero que evolucionan favorablemente", e insistió en que "hoy no hay motivo de pánico ni de alarma en Córdoba en torno de la gripe A. Eso no quiere decir que no estemos preocupados como gobierno".

González recordó que hay suficientes antivirales disponibles y que el sistema sanitario provincial no entró en colapso ni está saturado. "En caso de que la situación se agrave, estamos preparados de manera óptima", aseguró.

Con respecto a la concentración de análisis en el Instituto Malbrán de Buenos Aires, el ministro destacó que "nos gustaría hacer los análisis en Córdoba porque en 48 horas los tendríamos. Por eso le hemos reclamado este tema a la Nación. Desde allá nos dicen que sí pero hasta el momento no hay cambios", disparó, y agregó: "En la segunda quincena de julio estará el pico de la gripe A. Pero todo depende de cómo viene la mano con el clima".

Comentá la nota