En el Hospital de Orán se registró el tercer muerto por hantavirus

El domingo en Orán se registró la tercer muerte por hantavirus en lo que va de este año, y resurgieron las denuncias de diagnósticos equivocados que llevaron a apresurar el deceso del afectado por la enfermedad.
El gerente del Hospital, San Vicente de Paul, Luis Mario Arias, negó tal acusación y aseguró que si bien es cierto que no se sabía si se trataba de un paciente con dengue o con hantavirus (pues la sintomatología en ambos casos es parecida, aunque en un caso se recomienda hidratar y en el otro no), no se dio un tratamiento contradictorio que haya llevado al paciente a la muerte.

José Leonidas Rodríguez, de 32 años, fue por primera vez al Hospital el miércoles de la semana pasada. Se lo envió a su domicilio y volvió el viernes. Según Arias, en ese momento "seguía con una sintomatología parecida al dengue", por lo cual "con buen criterio se hizo una placa del tórax para ver si era otra cosa", pero no se vio nada fuera de lugar.

Frente a ello, se le indicó paracetamol y reposo en su casa. El sábado, la familia avisó de la descompensación del paciente, que al llegar al Hospital en una ambulancia fue internado en Terapia Intensiva. Al hacerse otra placa "esta no era igual que la del día anterior", y es cuando se corrobora que se trataba de hantavirus. "Fue un proceso rápido y (Rodríguez), murió el domingo por la mañana", relató Arias a Nuevo Diario.

El médico aseguró que "en ningún momento se descartó" que el paciente ahora fallecido haya tenido "hantavirus en lugar de dengue", y que la cantidad de muertes que se registran en el departamento en lo que va de este año se enmarcan en el porcentaje esperado, esto es, entre un 20% y un 30% de personas afectadas por el virus. Por el momento, en Orán se registraron 12 casos de hantavirus.

Según lo comentó Arias, Rodríguez habría sido infectado por el virus en la finca que trabaja, dado que las condiciones para incubar esta enfermedad son las del ámbito rural.

Muestras, en 36 horas

Al ser consultado sobre la necesidad de un Laboratorio de Enfermedades Tropicales (LET), Arias aseguró que existe el laboratorio del Hospital, en donde el procesamiento de las muestras dura unas 36 horas. El LET era un pedido avalado, entre otros, por el investigador de enfermedades tropicales en Orán, Néstor Taranto. Paradójicamente, el barrio de emergencia en donde vivía Rodríguez lleva el nombre del fallecido especialista, cuyo petitorio aún con epidemia de dengue, aún no tiene respuesta.

"Hay que entender que estamos en época epidémica", dijo Arias, al insistir ante la comunidad que trabaja en el campo, o sale a cazar, pescar, o simplemente a disfrutar de un día al aire libre, a tomar las precauciones necesarias. Ello implica evitar estar en contacto con lugares en donde la rata que transmite el virus haya defecado, y lavarse las manos en forma permanente, entre otras medidas de prevención.

Comentá la nota