Hospital: faltan enfermeras en la sala de Terapia Intensiva.

Las vacaciones del personal hacen que la unidad funcione con un profesional por turno, lo que demoró la habilitación de las nuevas camas de internación. La situación planteada a principios de mes motivó la preocupación de los médicos. El director del nosocomio estima que el organigrama se reordenará después del 15.
La falta de recursos humanos en enfermería es un tema recurrente que motiva la preocupación de los actores del sistema sanitario porque impacta directamente en el funcionamiento de los servicios de salud tanto en la órbita pública como privada.

En los últimos días, y motivados por la preocupación de los profesionales médicos que alertaron sobre las complicaciones que podía suponer habilitar las cuatro nuevas camas de internación en pleno receso vacacional, las autoridades del Hospital Interzonal de Agudos San José decidieron demorar hasta después del 15 el uso del nuevo sector de internación y de esa manera mantener las cuatro camas de terapia intensiva y las dos de terapia intermedia para no sobrecargar al personal que prestará servicios en el marco del organigrama diseñado para cubrir la atención entre el 1º y el 15 del corriente.

Una preocupación

En una entrevista concedida a LA OPINION, el doctor Sebastián Caldentey, jefe del Servicio de Terapia Intensiva del Hospital San José reconoció que “tenemos un serio problema, las enfermeras que contamos para cubrir hasta el 15 de febrero, cuando se aumentará la cantidad de camas de Terapia a diez (ocho para cuidados intensivos y dos para cuidados intermedios), es de una por turno, cuando por ley se necesitan tres enfermeras para atender esa cantidad de camas de internación”.

“En varios turnos tenemos una enfermera solamente”, afirmó el titular de la Asociación de Profesionales y jefe del Servicio de Terapia Intensiva del establecimiento, quien se mostró convencido de “no habilitar las nuevas camas hasta que no podamos contar con el personal que se requiere para la complejidad de la atención”.

“Esto demuestra un serio problema como es la falta de recursos humanos y ocurre tanto en el sector público como privado”, agregó confesando que “en el organigrama que le hemos presentado al director del Hospital tenemos esta realidad que nos preocupa porque estas enfermeras tampoco están en otros servicios, es decir que no las podemos reasignar para salvar esta situación”.

En esta línea, recordó que “además hay un alto porcentaje de inasistencias por enfermedad, personal que hace tiempo está con carpeta médica”.

“No sé como se maneja ese tema, esto no nos compete a nosotros, pero nos preocupa esta situación porque complica el funcionamiento del servicio y recarga al personal con el que contamos”, planteó el presidente de la Asociación de Profesionales.

Un planteo al director

La situación presentada al organizar el funcionamiento del Servicio de Terapia Intensiva de Adultos durante la primera quincena de febrero fue planteada por varios profesionales médicos al propio director del Hospital en una reunión mantenida el viernes pasado, oportunidad en la que se decidió “no habilitar por el momento las nuevas camas de internación”.

“El tema de enfermería es grave, como lo es el de obstetricia donde los sueldos son bajos y las responsabilidades son muy grandes”, planteó.

Un esquema de contingencia

Consultado por LA OPINION el doctor Gerardo Monacci confirmó que “actualmente son seis las camas de terapia habilitadas” y planteó que “este es un esquema de contingencia que hemos decidido con los profesionales del servicio hasta que después del 15 se reintegren los planteles que hoy están gozando de su licencia vacacional”.

Descontando que si se produjera una situación de necesidad las nuevas camas disponibles serán habilitadas, la intención de las autoridades del Hospital San José es poner en funcionamiento la ampliación del servicio en forma gradual, acompañado esto de una necesaria reorganización de los planteles.

“Nuestra prioridad es brindar un buen servicio a los pacientes y hacerlo en la medida de nuestras posibilidades y en eso estamos trabajando, contamos con cuatro nuevas camas de internación en la Unidad de Terapia Intensiva de Adultos que aspiramos a poder poner en funcionamiento apenas se reorganice el plantel de enfermería”, confió el director del Hospital recordando que “la existencia de un enfermero para nueve o diez camas de terapia intensiva es algo que experimentan también los centros privados porque la falta de recurso humano en enfermería es un problema que afecta a todo el sistema de salud”.

Expectativas

Con relación a este tema, el doctor Gerardo Monacci planteó su expectativa respecto de la puesta en marcha en el Hospital de la tecnicatura superior en enfermería, una iniciativa anunciada por el ministro de Salud en su reciente visita a Pergamino y que posibilitará la formación de recursos humanos mediante un sistema de instrucción que asegurará que quienes estudien la carrera en la escuela al egreso presten servicios en el sector público.

Un plan para formar recursos humanos

El Gobierno de la provincia de Buenos Aires lanzó un plan para duplicar la formación de enfermeros con el propósito de que egresen un total de 1.500 auxiliares de enfermería en el territorio provincial. Esta iniciativa va en concordancia con el proyecto de ley presentado por el Gobierno nacional para poner en marcha el Plan Nacional de Desarrollo de la Enfermería. Con esta propuesta, el Ministerio de Salud intenta paliar la falta de enfermeros en la atención sanitaria, una especialidad clave para el sistema hospitalario.

Según cifras oficiales, actualmente los hospitales provinciales cuentan con 9.800 enfermeros, entre auxiliares, profesionales y licenciados y para 12 mil camas de internación se estima que el faltante asciende a 4.400 enfermeros profesionales, sobre un ideal que contempla un enfermero profesional por cada cama.

Si a ello se le suma que en la actualidad sólo egresan 750 personas con este título, el déficit queda en evidencia y se traduce en las dificultades que a diario se advierten en la atención sanitaria, tanto pública como privada debido a la falta de recurso humano capacitado para hacer frente a la demanda.

Pretencioso en su formulación y prometedor en sus alcances, el plan se propone como desafío hacer frente a dos realidades concretas: la falta de enfermeros y la necesidad de bajar la edad del personal de enfermería.

Con relación a esta última cuestión, el propio ministro de Salud, Claudio Zin, explicó en declaraciones públicas que “el promedio de edad de los enfermeros que hoy están trabajando en los hospitales bonaerenses es de 49 años” y precisó que “para 2014 un 25 por ciento de esos profesionales estaría en condiciones de jubilarse, lo que podría hacer que nos quedáramos con un plantel de sólo 7 mil enfermeros, muy por debajo del ideal de uno por cama”.

El proyecto apunta a reducir la actual carrera de enfermería de tres a dos años y medio manteniendo las actuales 1.900 horas de formación.

El titular de la cartera sanitaria aclaró que “este plan, que tendrá carácter de excepcional, responde a la necesidad de planificar y garantizar la asistencia por parte de un eslabón clave del equipo de salud”.

En ese sentido, señaló que, quienes egresen de la carrera de Enfermería deberán ofrecer como contraprestación, dos años de servicio en un hospital público de la provincia cercano al lugar de estudio.

Comentá la nota