El Hospital cuenta con los equipos para el servicio de hemodinamia

Los monitores y la camilla ya habían sido enviados. Ayer llegó el resto de la aparatología que posibilitará la puesta en marcha del espacio que transformará al nosocomio en el único de la zona en contar con esta tecnología para prácticas de alta complejidad.

DE LA REDACCION. La puesta en marcha del servicio de hemodinamia en el Hospital Interzonal de Agudos San José constituyó uno de los proyectos más fuertes impulsados por la dirección del nosocomio en el transcurso de 2008 y finalmente esta semana, el Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires formalizó el envío del equipamiento necesario para comenzar a funcionar con el uso de tecnología de alta complejidad.

Minutos después de recibir el equipamiento y en el ámbito de una sala especialmente acondicionada para el funcionamiento de la aparatología, en diálogo con LA OPINION, el doctor Gerardo Monacci, director ejecutivo del Hospital Interzonal de Agudos San José, confesó su satisfacción por “el envío del equipamiento, un hecho que nos va a permitir avanzar un paso más en la puesta en marcha del servicio e implementar uno de los principales proyectos que nos hemos propuesto desde el inicio de nuestra gestión al frente del Hospital”.

“Hace unos días habíamos recibido los monitores y la camilla y finalmente ahora recibimos el arco en C y el resto del instrumental que necesitamos para comenzar a probar el esquema de funcionamiento del servicio”, precisó el director del Hospital brindando precisiones sobre las tareas de acondicionamiento de un sector del nosocomio que estará destinado a la prestación del servicio de hemodinamia y a la concreción de las prácticas médicas que suponga cuando se implemente.

“Gracias a Dios se están cumpliendo los pasos previstos, por ahí de manera más lenta de lo que uno deseaba, pero por suerte hemos comenzado a instalar los equipos de hemodinamia para lograr que podamos concretar el anhelo de tener el servicio funcionando en la localidad de Pergamino”, destacó Monacci y refirió que “para esto hemos concretado una fuerte inversión en la parte edilicia porque tuvimos que remodelar y adecuar al servicio todos los recursos”.

Consultado respecto de cuáles fueron las mejoras concretadas, puntualizó que “hemos tenido que emplomar todas las habitaciones y revestirlas, algo que supuso una erogación cercana a los 30 mil pesos” y explicó que “a la par de ello fue necesario realizar una obra de infraestructura que se ejecutó con personal del Hospital capacitado para realizar este tipo de trabajo”.

“Hemos invertido cerca de 50 mil pesos”, precisó.

En orden al recurso humano que se afectará al servicio cuando en la práctica comience a funcionar, Monacci aclaró que “no solamente trabajarán los técnicos de hemodinamia, sino que además de los profesionales que manejan el equipo de rayos y el hemodinamista, habrá dos instrumentadoras, dos secretarias para que el servicio funcione las 24 horas durante los 365 días del año, cardiólogos para el seguimiento pre y postquirúrgico del paciente, y médicos y enfermeras de la Unidad de Terapia Intensiva, cuya sala hemos ampliado pensando en este proyecto”.

En esta línea consideró que “estamos en una situación inmejorable, porque vamos cumpliendo con cada una de las etapas del proyecto” y mostró su deseo de “poner rápidamente en marcha el equipo, probarlo, que funcione correctamente y que no tengamos dificultades para que en 2009 las autoridades de la Gobernación y del Ministerio de Salud puedan venir a inaugurar formalmente el servicio”.

Respondiendo a la inquietud de si el plantel de profesionales especialistas con el que cuenta el Hospital resulta suficiente para tomar tamaño desafío como la puesta en marcha de un servicio que no existe en otros establecimientos de la zona ni públicos ni privados, el doctor Monacci reconoció que “los recursos humanos nunca alcanzan”, pero se mostró conforme con los cambios efectuados en el servicio de cardiología, con la afectación de profesionales que se desempeñaban en otras funciones dentro del Hospital teniendo la especialidad “algunos movimientos que hemos concretado y varias modificaciones en el esquema de guardias nos han posibilitado contar en la actualidad con siete cardiólogos en nuestro equipo de trabajo”.

“No es lo ideal, pero es la forma de mejorar un servicio e iniciar un camino”, opinó.

Comentá la nota