"El Hospital de Balcarce es un ejemplo de trabajo"

Javier Pereiro (40)es el director asociado de la Región Sanitaria Octava, a la que pertenece la ciudad de Balcarce. En una entrevista con el diario La Vanguardia, habló de los desafíos de la salud pública, de la fabricación de remedios, y del nuevo ministro de Salud.
-¿Cuál es la realidad en materia de salud en esta parte de la provincia de Buenos Aires?-Estamos trabajando en lo que sería la temporada de verano y para que el SAT -sistema de atención al turista-, se vea reforzando en todo lo que es el cordón sanitario costero. Por otra parte, desde el punto de vista de la prevención fundamentalmente se apunta al dengue y a lo que trae el verano en cuanto al movimiento en la ruta que son los accidentes de tránsito. Básicamente, como autoridades sanitarias, apuntamos a lo que sería el dengue como patología prevalente e incidente, en la vía pública con la intención de evitar accidentes de tránsito, y seguimos trabajando con los centros de atención primaria de la salud en lo que es medicina comunitaria con distintos distritos, además del programa de vacunación.

-Después de varios meses del pico de la pandemia de Gripe "A", ¿cómo se analiza hoy lo que pasó con la enfermedad? -La región sanitaria octava fue la primera región en la que se instaló un programa de prevención y tratamiento de todo lo referido a la gripe "A". Hicimos una buena articulación con todos los municipios de la región, y esta tarea nos dejó una gran enseñanza la cual hace que estemos mejor preparados para el año que viene. Hoy en día, la Gripe "A" está instalada, no es que desapareció, seguimos teniendo casos más aislados, lo cual no quita obviamente que se bajen los brazos. Es más, hace dos o tres semanas volvimos a reforzar lo que es la prevención de Gripe "A", fundamentalmente desde el trabajo en las escuelas. Si bien estamos en época de verano y las escuelas están cerradas, sigue habiendo alumnado en movimiento y por ello es necesario estar alerta. Uno tiene que seguir pensando que cuando viene y se instala una enfermedad como la Gripe "A", lo hace para quedarse, por eso uno tiene que tener el mismo respeto con otras enfermedades como el caso del dengue y trabajar fuerte en la prevención. En este sentido, hay que eliminar los cacharros de las casas, también todo lo que es basurales a cielo abierto, eliminar, limpiar y controlar los desarmaderos, y si bien hay gente que trabaja y vive de eso, hay que buscarle una vuelta para que esos lugares no sean caldo de cultivo para el dengue. Por eso nuestra idea es trabajar articuladamente con todos los municipios. Aquí la información y el cruzamiento de datos cobran vital importancia.

¿Cuál es la realidad de los hospitales públicos en la provincia? -En general es saludable. Particularmente el Hospital de Balcarce es un ejemplo de trabajo. La realidad es que es complicado que un distrito tan grande como Balcarce tenga un sólo efector de salud y por eso el valor de los que trabajan en él. No se nota el hecho que haya una problemática importante, porque es un hospital muy operativo, tiene una gran actividad en lo que es centros de atención primaria y ese es un valor agregado para la medicina. Si el sistema funciona en forma descentralizada y tenes un primer cordón sanitario trabajando de manera óptima, como son los centros de atención primaria y un hospital que se encargue de manejar el resto de la complejidad, no va a haber grandes inconvenientes con la salud. Aunque entiendo que lo ideal sería que en un distrito como Balcarce haya un sistema sanitario privado, además del Hospital público.

Comentá la nota