Hornos: "La gente no tiene idea sobre daño ambiental"

Los de carbón, ladrillos y panaderías son los que más faltas comenten.
La contaminación ambiental por la emanación de humo, es una preocupación constante de los vecinos y también de las autoridades municipales que buscan terminar con esa problemática.

Es así que a pesar de los constantes operativos de control, multas y clausuras, aún no se ha podido terminar con dicha problemática ya que en algunos barrios como por ejemplo el Ejército Argentino, Smata y Autonomía, suelen ser reiterados los reclamos por la emanación de humo de los hornos que realizan ladrillos y carbón.

En este sentido, desde el Juzgado de Faltas de la Municipalidad resaltaron que "el año pasado se han realizado clausuras y multas por lo que estaba prácticamente terminada su actividad", sin embargo, "en estos días hemos visto que han resurgido con la actividad generando molestias".

En este punto, los encargados de realizar los controles en los barrios precisaron que "la gente no toma real conciencia del daño ambiental que ocasionan en el medio ambiente y se resguardan en su derecho de trabajar". Por ello es que cuando nos acercamos al lugar donde infringen las normas, "siempre nos reciben con resistencia".

El juez de Falta de 3ª Nominación, Marcelo Agüero, resaltó que en general las faltas son detectadas por los controles que se realizan a diferencia de las que se producen por las panaderías "que suelen ser denunciadas por los vecinos porque se encuentran en zonas urbanas".

Por ello es que hizo hincapié en que las faltas de los hornos de carbón, ladrillos y panaderías "son las más comunes".

En esos casos, cuando se detectan humos que contaminan y se están incumpliendo las ordenanzas vigentes, "de manera inmediata se procede a realizarle la correspondiente acta de infracción como también clausuras en caso de ser necesarias".

Medidas recientes

Ante el resurgimiento del humo, recientemente, mediante una resolución se ordenó la inspección en los lugares donde se encuentran los focos emisores tales como basurales u hornos de carbón o ladrillo y en caso de que no estén autorizados se los intimará para que en 5 días desarmen los mismos. Los basurales que fueran detectados se limpiarán y solicitarán la colaboración de la Policía para evitar su rellenado. La encargada de realizar dichos controles será la Subsecretaría de Servicios Públicos, que podrá pedir auxilio de la Policía.

Comentá la nota