Horne: "Habitantes de Aguada Guzmán sostienen que no existen para el gobierno rionegrino"

Ingeniero Jacobacci.- Luego de visitar los parajes Aguada Guzmán y Colán Conque, la legisladora Silvia Horne difundió un comunicado de prensa en el que describe las necesidades de los habitantes de ambas localidades.
Explicó que Aguada Guzmán se realizó "una nutrida asamblea de vecinos" en donde se fueron volcando las denuncias sobre las condiciones de vida "que deben soportar, que datan de muchos años, y que ninguno de los reclamos ha sido tenido en cuenta".

Señaló que una de las más gravosas es que el agua que tienen es escasa, y no es apta para el consumo.

"La cisterna está absolutamente rota, no se puede llenar porque pierde por innumerables agujeros, y sólo se bombea en horarios en que funciona la escuela, de quien depende el equipo de bombeo. O sea que desde el viernes al finalizar la actividad escolar, hasta el lunes no hay agua, tampoco en feriados ni vacaciones", indicó.

"Supuestamente se corrige la calidad del agua mediante un clorador, que está deteriorado. La ausencia en el mantenimiento del vital insumo es un monumento a la desidia. Tampoco han recibido respuesta del DPA respecto a la posibilidad de tomar el agua de otra fuente cercana", agregó.

Según narró la legisladora, "tampoco está funcionando un molino que podría ser una fuente de energía si el comisionado no hubiese tomado el acumulador para su uso personal. Sólo cuentan con cuatro y media horas con energía eléctrica".

Describió que incomunicados de los centros de decisión y de los parajes vecinos, se enteran con impotencia de la supuesta construcción de una comisaría, y que ante la falta total de dotación de muebles, insumos y equipamiento en el "Destacamento 74" es imposible retener al menos a un policía. No hay en Aguada policía ni Juzgado de Paz.

Para Horne la esperanza de los vecinos está puesta en que funcione la escuela que les han prometido y en poder entre todos elegir a un comisionado que efectivamente viva en el paraje y merezca la confianza de todos para poder gestionar las obras indispensables: reparar los caminos que se destruyeron con el Dakar y instalar una boca de pago para cobrar allí los únicos ingresos que perciben los vecinos, a través de ANSES.

"Los vecinos aún esperan ser convocados por el gobierno provincial para ser tenidos en cuanta en la reglamentación de la Ley que determina el voto de los vecinos para elegir la Comisión de Fomento", concluyó.

Extracto del comunicado difundido

Asamblea en Colan Conque

Colan Conhue queda a 100 km de Jacobacci y 250 de Roca. Sus pobladores viven de lo que producen. Pequeñas majadas que a duras penas y bajo sequías extraordinarias les permiten vivir en su territorio. La mayoría de ellos pertenece a la Comunidad Mariano Solo. En comunidad enfrentan las dificultades y fortalecen los vínculos que los une, como mapuche.

En una gran rueda el lonco Sabino Morales va relatando las novedades y dando la palabra a cada uno de los presentes. Así quedan expuestas las vicisitudes que deben pasar para acceder a los derechos que les corresponde.

La distancia a las bocas de pago, por la bancarización, para cobrar una jubilación, una pensión o el salario universal por hijo, les cuesta casi todo el monto a percibir. El viaje en el vehículo del comisionado a Jacobacci les significa llegar de regreso casi sin nada. El pequeño resto lo deben utilizar para las compras indispensables, ya que la yerba, el azúcar, la harina cuestan más del doble en el paraje.

No hay transporte público. Sólo el vehículo de la Comisión de Fomento, a un precio inalcanzable. Cuando se trata de un solo beneficio a percibir ni siquiera les alcanza para pagarle.

El agua, que surge de una perforación pendiente abajo de todos los pozos ciegos de las casas está contaminada. La otra perforación está al lado del pozo ciego de la escuela. Han reclamado muchas veces. No hay respuesta.

Para completar algún trámite los pobladores deben ir hasta Jacobacci para hacer fotocopias, ya que la que dispone la comisión de fomento está en la vivienda del comisionado, como el teléfono, y los bienes que deberían ser de uso público.

En charlas individuales un vecino relata que cuando esquila le entrega los bellones al comisionado a cambio del "fiado" de combustible y alimentos, dado que es a la vez de comisionado dueño del comercio de proveeduría. Por lo que desconoce su precio.

En cambio, la mayoría de los productores están asociados en la cooperativa ganadera, que decide las ventas en conjunto buscando el precio, fuera de Colan Conque.

La democratización de la comisión de fomento, requiere la presencia del Registro Civil, para actualizar los domicilios, solicitud que efectuarán a las autoridades cuando sean convocados para conocer los avances en la reglamentación de la Ley.

Comentá la nota