En 48 horas faltarían garrafas si continúa el paro

Lo afirmó el secretario general del Sindicato de Gas Privado, Mario Fernández. El peligro de desabastecimiento afecta a casi 700.000 viviendas en la provincia.
Si es usuario de gas envasado, ruegue que no se le termine la garrafa o el tubo en estos días. Es que si algo faltaba a la polémica de gas, ahora se sumó el paro de los trabajadores de plantas fraccionadoras y distribuidoras que iniciaron ayer un paro por tiempo indeterminado, en reclamo de un aumento salarial, lo que afectará la distribución de garrafas en las provincias de Córdoba, La Rioja, Catamarca y en la ciudad de Rosario y zona.

En la provincia casi 700.000 viviendas utilizan esta alternativa, lo cual prende una luz de alerta para los usuarios, especialmente, porque no se avizora una solución inmediata. A nivel nacional, en tanto, se estima que entre 3,5 y cuatro millones de hogares que no tienen acceso a la red de gas natural y están obligados a utilizar garrafas, registrándose esa carencia en los barrios habitados por familias de escasos recursos que pagan más por el gas que un vecino de las zonas más caras de la Capital.

Mario Fernández, secretario general del Sindicato de Gas Privado de Córdoba, explicó que la medida de fuerza se planteó a raíz de que los empleadores se "niegan a discutir la suba de salarios hasta que el gobierno no incrementen el valor de las garrafas o aumenten los subsidios", al tiempo que agregó que "no se habló de porcentaje" de recomposición.

A raíz de que venció la conciliación obligatoria, dispuesta por el Ministerio de Trabajo de la Nación, desde ayer los trabajadores iniciaron un paro, con cortes de ruta. En la Capital provincial se realizaron cinco, en proximidades a las plantas como en la avenida Capdevila, camino a Monte Cristo y en la Ruta 19.

En cuanto al impacto del paro, el dirigente estimó que no será inmediato para los consumidores ya que desde el jueves los empresarios conocían el inicio del paro y aprovecharon para tratar de abastecer a la mayoría de los comercios. "Hay productos por 48 o 72 horas, después va a comenzar a escasear", aseguró.

El escenario no es alentador ni para los empleados ni para los usuarios. "El propio ministro (Carlos) Tomada intervino y no logró que la patronal presente una propuesta. La medida es por tiempo indeterminado y no se puede volver a dictar la conciliación obligatoria", indicó Fernández a este medio. En ese sentido, comentó la disparidad de importes salariales, ya que algunos perciben montos inferiores al salario mínimo vital y móvil y otros unos 2.500 pesos. A nivel nacional, el sector emplea a unos 7.000 trabajadores y en la provincia a más de 600.

En el país

Por su parte, los trabajadores de las plantas fraccionadoras de gas de la zona norte de Rosario también iniciaron una medida similar y bloquearon esos establecimientos, en reclamo de aumentos salariales. Los manifestantes, nucleados en el sindicato de la Federación Argentina de Petróleo y Gas Privado, piden un incremento de haberes del 25 por ciento. El secretario general de los petroleros de la zona, Hugo Pérez, se quejó porque "los trabajadores de refinería cobran 5.500 pesos, los de yacimientos 8.000, y nosotros los del gas 2.400. Esto no puede seguir así. Por eso estamos bloqueando las plantas fraccionadoras, pero no las rutas".

En Mendoza, ex trabajadores de YPF cortaron el acceso sur a la ciudad de Luján de Cuyo, en reclamo del pago de una ‘deuda histórica‘, correspondiente a la privatización de la empresa en la década del ’90.

Comentá la nota