Horas decisivas para saber si el ramal ferroviario a Vaca Muerta será realidad o quedará en un proyecto

Horas decisivas para saber si el ramal ferroviario a Vaca Muerta será realidad o quedará en un proyecto

Para el gobierno resulta vital conseguir el apoyo de las petroleras en la licitación del cupo de cargas que, si no vuelve a postergarse, se realizará el jueves.

   El futuro del ramal ferroviario Bahía Blanca - Vaca Muerta se debate ahora entre convertirse n una de las obras más esperadas por el gobierno nacional o terminar siendo una promesa trunca.

   Un indicador que permitirá vislumbrar hacia dónde se dirige el tren Norpatagónico seguramente se conocerá en los próximos días, cuando se sepa si efectivamente la licitación por los cupos de carga tendrá lugar el jueves próximo en Buenos Aires o si volverá a postergarse.

   Ayer hubo una reunión entre funcionarios del gobierno nacional y directivos de las petroleras para analizar el tema y constatar el compromiso de las grandes compañías con el proyecto, aunque hasta ahora no trascendieron detalles.

   Si la licitación se realiza servirá como indicador de los avances que registra el proyecto, pero si vuelve a "patearse" para más adelante quedará en evidencia la presencia de no pocos inconvenientes.

   En la apertura de sobres, si es que efectivamente se concreta el jueves, se sabrá si hay interesados en ofertar por el  derecho a transportar cuatro millones de toneladas entre Puerto Galván y Añelo.

   El objetivo de la licitación apunta a que  las empresas petroleras con presencia en el yacimiento puedan asegurarse un cupo para el transporte de insumos.

   Si lo hacen anticipadamente podrán acceder a un precio preferencial.

   El cupo consiste en un canon que incluye el derecho al uso de la vía y que se calcula en “0,0225 dólares por tonelada por kilómetro” para los “primeros cuatro millones de toneladas”.

   Además, las petroleras deberán pagar aparte el transporte de los insumos al operador ferroviario que maneje el ramal cuando el proyecto esté terminado. 

En manos de Ferrosur

   Hasta la vía está en manos de Ferrosur - Roca y seguirá concesionada hasta 2023, aunque puede prorrogarse 10 años más.

   Si se concreta la licitación y no se llega a un mínimo de cuatro millones de toneladas al año lo más probable es que el gobierno termine suspendiendo el proyecto por cuanto la falta de interés demostraría que no se justifica realizar una inversión cercana a los 780 millones de dólares.

   De hecho, si el jueves no se realiza, será porque el gobierno no obtuvo el compromiso esperado.

   Sí ha sido puesto de manifiesto el interés de empresas de varios países extranjeros en competir por la realización de las obras. 

Aporte del puerto local

   Hasta ahora, quizás como cabeza de playa que impulse a otros actores a participar en la licitación de cupos de carga, se conoció la decisión del puerto local de competir por un espacio en el tren.

   Según anunció el Consorcio de Gestión se  presentó una oferta por 500 mil toneladas anuales en el tren.

   A esto debe sumarse que el gobierno neuquino dispuso una garantía contingente en regalías para quien desarrolle la obra.

   Un tercer elemento que influye también positivamente es una garantía inicial de 80 millones de dólares aportada por la Administración de Infraestructuras Ferroviarias Sociedad del Estado (ADIF).

Panorama adverso

   De todas formas, el aumento del  riesgo país y  las elevadas tasas constituyen un escollo difícil de sortear para el sistema de Participación Público Privado lanzado por el gobierno.

   En Bahía Blanca, el ramal irá pegado a la costa y no interferirá con el tránsito automotor ni exigirá reubicar precarias viviendas.

   En nuestro distrito la traza involucra casi 20 km y en la mayor parte de ellos implicará la renovación total de rieles, con una inversión de 34 millones de dólares.

Coment� la nota