Horarios: una vieja ordenanza establece que las confiterías deben cerrar a las 3

Fue sancionada en febrero de 1993. Pero, en la práctica, no se cumple. En Olavarría, todos los espacios de diversión nocturna deberían cerrar sus puertas a las 3 de la madrugada. Y una hora más tarde en los meses de verano.
El debate y la polémica por la imposición de límites horarios a la diversión nocturna ha regresado al centro de la escena. En Olavarría, una agrupación política presentó un anteproyecto de ordenanza que fija topes de apertura y cierre para las confiterías, mientras que los concejales de la bancada oficialista se preparan para iniciar una serie de reuniones con distintos sectores comunitarios, para evaluar el consenso que podría tener la medida.

Sin embargo, una ordenanza en vigencia, sancionada el 22 de febrero de 1993, establece un tope horario que en la ciudad no se cumple: hasta las 3 de la madrugada en otoño, invierno y primavera, y hasta las 4 durante la temporada de verano.

Ayer, el concejal Mariano López aseguró a EL POPULAR Medios que la normativa "no ha sido derogada", aunque sean muy pocos los que recuerden su existencia.

Se trata de la Ordenanza Nº 1619/93, que normatiza sobre la reglamentación establecida para el funcionamiento de confiterías, bares y afines, con sus respectivos horarios de funcionamiento, transporte y seguridad, "con tipificación contravencional y sanciones por la autoridad administrativa competente en sede municipal".

La norma dispone que "el horario de apertura y cierre de bares, confiterías, pizzerías, salas de entretenimientos, confiterías bailables, cabarets, night club y salones de expansión nocturna en general, cualquiera sea su denominación y actividad, en todo el ámbito del Partido de Olavarría -se trate de zonas urbanas o rurales- quedará sujeto a las condiciones establecidas en esta ordenanza", tal como señala el texto sancionado en el verano de 1993, cuando el HCD era presidido por Raúl Oscar Lindner.

El artículo cuarto de la ordenanza en cuestión establece como horario de cierre uniforme el de las 3 en las estaciones del año de otoño, invierno y primavera; "facultándose al Departamento Ejecutivo a extender el horario de cierre uniforme en 1 (una) hora más en la temporada de verano".

Acto seguido, la ordenanza exceptúa de la restricción horaria de cierre único al bar y confitería de la Terminal de Omnibus, "pero con prohibición absoluta de expendio de bebidas alcohólicas a partir del horario uniforme de cierre de los demás negocios". Y faculta al Departamento Ejecutivo a habilitar extensiones horarias para los días "25 de diciembre, 1º de enero y el día en que se festeje el Día del Estudiante".

El artículo sexto aclara que "sin perjuicio del horario de apertura y cierre que establece la presente ordenanza, se prohíbe en forma absoluta el expendio, consumo, tenencia y/o detentación de bebidas alcohólicas, cualesquiera fuere la graduación, en los negocios bailables donde concurran menores de 18 años".

¿Quién debería velar por el cumplimiento de la ordenanza? La respuesta aparece en el artículo octavo de la ordenanza: "Será autoridad de aplicación y control el Departamento Ejecutivo Municipal. En la prevención de las contravenciones legisladas podrán delegar atribuciones a la Policía de la provincia de Buenos Aires en el Partido de Olavarría, convocando a dichas instituciones como auxiliares del Departamento Ejecutivo", precisa la norma.

En los artículos siguientes, la ordenanza especifica las sanciones a aplicar a aquellos comercios que no respeten los límites horarios impuestos, que van desde una multa equivalente a dos salarios mínimos del personal municipal (para la primera contravención), hasta la clausura definitiva o inhabilitación definitiva de la actividad (prevista para la cuarta reincidencia).

"Opinan antes de leer"

El concejal Mariano López concedió ayer una entrevista al programa A la Una, que se emite por Canallocal, y se refirió a la vigencia de la ordenanza que estipula los límites horarios para la diversión nocturna.

En ese sentido, atribuyó el desconocimiento general sobre la cuestión "a un problema que tenemos muchos municipios de la Provincia. De las 134 localidades que integran Buenos Aires, habrá sólo 60 ó 70 que tienen una página web actualizada. Y dentro de este grupo, hay muy pocos que cuentan con servicios digitales eficientes".

Enseguida recordó que "en Olavarría, el presidente del HCD, Julio Alem, firmó un convenio con la Unicén, a través del cual se fueron cargando en la página de Internet las distintas ordenanzas" del cuerpo deliberativo local. "Cualquiera puede entrar a esa página y se encontrará con esta ordenanza, que ya estableció todos los límites que hoy se están analizando".

Cuando se le mencionó que la bancada oficialista se preparaba para iniciar una serie de reuniones, con la finalidad de avanzar con un nuevo anteproyecto de ordenanza, López dijo que "hay muchas personas que primero opinan, y después se sientan a leer sobre el tema del que opinaron. No apunto contra nadie en especial, pero para muchos es más importante sacarse una foto, hacer una nota con el diario o aparecer en la televisión, que analizar a fondo una cuestión".

Por último, mencionó que "en la web, la ordenanza aparece como vigente. Puede ser perfectible, y el debate puede ser útil de todas maneras. Pero tenemos una base firme desde donde partir. El tema ya ha sido legislado, hace 16 años, y ya están previstos desde los horarios hasta las sanciones para los que no los cumplan".

Comentá la nota