El horario de cierre de los boliches se fijaría a las 6.30

Legisladores oficialistas y opositores llegaron a un acuerdo en modificar el tope inicial -las 5.30- que pretendía el proyecto del Ejecutivo.

Diputados oficialistas y opositores resolvieron, con acuerdo de representantes del Gobierno bonaerense establecer el tope de cierre de los boliches a las 6.30, una hora más tarde de lo que pretendía el gobernador Daniel Scioli según el proyecto oficial, al que el Senado le dio media sanción.

Los legisladores de cuatro comisiones de la Cámara Baja primero acordaron modificar el horario de cierre de los boliches bailables en la iniciativa que el ministro de Desarrollo Social defendió hasta última instancia. Sin embargo, ayer los diputados oficialistas coincidieron con la oposición en cambiar el proyecto y tratarlo hoy para que vuelva al Senado.

No obstante, decidieron mantener el tope horario de venta de bebidas alcohólicas y de bebidas energizantes a las 4.30 horas. Tampoco habrá cambios en el artículo del proyecto que establece un plazo para que los empresarios de la noche instalen cámaras de vigilancia en las puertas de los locales.

También aprobarían el otro proyecto que establece la prohibición de expendio de alcohol en negocios entre las 21 y las 10 horas. Allí se suspende también a los delivery de bebidas e impone mayores sanciones a los infractores.

La semana pasada, el ministro de Desarrollo Social Baldomero Alvarez, ratificó que el Ejecutivo no cedería en su objetivo de que los boliches cierren sus puerta a las 5.30, sin embargo la presión de la oposición obligó al oficialismo a conceder ese punto del proyecto.

Los diputados provinciales reunidos en un plenario de las comisiones de Adicciones, Legislación General, Presupuesto acordaron tratar hoy el proyecto con media sanción del Senado y darle intervención a la Cámara alta del distrito para que "esta misma semana sea ley".

Entre los puntos acordados figuran los topes mencionados, aunque no se eliminará la prohibición de ingreso a los locales bailables más allá de la 1 de la madrugada, según reveló uno de los participantes del encuentro, el legislador del PRO Ramiro Tagliaferro.

También, se acordó avanzar con la prohibición de la venta de todas las bebidas energizantes, tras descartarse la autorización a que se expendieran las marcas avaladas por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica, ya que así podía perjudicarse a una sola empresa de origen extranjero que vende ese tipo de productos.

Además de los dos proyectos referidos a la nocturnidad, por lo pronto en Diputados debe tratarse la autorización al Ejecutivo para ampliar partidas por 980 millones de pesos -que por lo menos necesita parte de la oposición para obtener el quórum necesario- y la siempre criticada prórroga de un año a la emergencia de la policía bonaerense.

Además, en un clima todavía caliente por la forma en que el oficialismo aprobó la reforma impositiva, los diputados esperan la ley correctiva del impuesto a los puertos y el presupuesto del ejercicio fiscal del año que viene.

Protestan empresarios

La Cámara Empresaria de Confiterías bailables protestará hoy ante la Cámara de Diputados bonaerense por el tratamiento del proyecto de ley que establece el cierre de locales bailables a las 5.30 en todo el territorio provincial, informaron integrantes de la entidad.

"No estamos de acuerdo con los límites horarios, no por capricho sino porque pensamos que esa medida no va a parar la violencia y el consumo de alcohol", aseguró Raúl López Presa, vocero de la cámara que agrupa a los dueños de boliches bailables.

"Vamos a estar a las 12 en la Cámara de Diputados platense con la idea de que nos escuchen", dijo López Presa.

Según los empresarios, la medida puede ser contraproducente porque "alrededor de un millón y medio de personas, que son las que circulan los fines de semana, van a estar dando vueltas a la madrugada" cuando cierren los boliches, con la consecuente posibilidad de todo tipo de incidentes.

"El problema del alcohol no se resuelve con medidas propagandísticas sino con el compromiso de los padres, entre otros. Sacan a los chicos de las discos pero se van a los bares", apuntó Duyailo.

López Presa dijo que la medida pone en peligro el trabajo de unos "30 mil empleados directos, porque los indirectos son incalculables"

Comentá la nota