Horacio Padula preside el Concejo Deliberante

Anoche se concretó la elección de autoridades del cuerpo legislativo local. El edil del Frente para la Victoria reemplaza a Fernando Escobar en la titularidad. Mónica Filippini y Jorge Jater ocupan las vicepresidencias y María Delia Laguía es la secretaria.
Horacio Padula fue elegido presidente del Concejo Deliberante de Pergamino, en el marco de la primera sesión ordinaria del período 2009 concretada anoche. Para el cargo también había sido propuesto Fernando Escobar, hasta ese entonces titular del cuerpo. En la votación Padula contó con el apoyo de 10 concejales, Escobar con 7 y hubo 3 abstenciones.

Luego fueron elegidas las restantes autoridades: como vicepresidenta primera quedó Mónica Filippini; vicepresidente segundo, Jorge Jater y como secretaria, María Delia Laguía.

La sesión se desarrolló en el marco de un clima tenso que nadie pudo –ni quiso- ocultar. La maniobra llevada a cabo por los bloques opositores el jueves pasado al no dar quórum, y los cruces de declaraciones originadas por ese hecho, no cayeron en saco roto y anoche hubo pases de factura antes y durante el encuentro.

Escobar al despedirse de la presidencia pidió la palabra e hizo un recuento de lo que fue su gestión. Se refirió a los difíciles momentos que originó el conflicto del campo, la llegada de la crisis internacional y también puntualizó en un hecho lamentable, como lo fue la asamblea de Mayores Contribuyentes con agresiones a concejales. Volvió a asumir responsabilidades por ese hecho pero también recordó que hizo todo lo que estaba a su alcance para evitar lo que finalmente fue inevitable.

Seguidamente el mismo Escobar le tomó juramento a Padula y el Concejo Deliberante comenzó a funcionar con su nuevo presidente. De inmediato se pasó a un cuarto intermedio para luego dar inicio al tratamiento del orden del día.

Cuando se reanudó la sesión, el concejal Omar Pacini le pidió a Padula que ratifique o rectifique sus declaraciones formuladas a LA OPINION sobre que varios concejales no tenían autoridad moral para opinar sobre ciertas cuestiones. Padula le respondió que en su rol de presidente no estaba allí para responder a esas cosas y que, en todo caso, Pacini utilizara otras vías para exigirle que confirme o desmienta sus dichos. Finalmente el concejal Eduardo Cocconi, en tono irónico, le "aconsejó" a Padula que actuara con cautela porque "nadie resiste el archivo".

Los temas tratados en la sesión serán materia de publicación en una próxima edición.

Comentá la nota