Honduras: Zelaya dijo que el acuerdo que había con el Gobierno de facto "está muerto"

El depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, que permanece refugiado en la embajada de Brasil en Tegucigalpa desde el 21 de septiembre, dijo que "está muerto" un acuerdo que había con el Gobierno de facto a fines de octubre para formar un "Gobierno de unidad nacional" y que fue propiciado por Estados Unidos.
El mandatario regresó clandestinamente al país tras haber sido derrocado el 28 de junio y expulsado del país por militares.

El Gobierno de facto que asumió en su lugar y que encabeza Roberto Micheletti lo acusa de haber violado la Constitución por insistir en realizar una consulta popular que habría despejado el camino para optar a la reelección presidencial, a pesar de que ésta había sido prohibida por un juez.

Micheletti dice que si Zelaya debe enfrentar a la justicia y que no está en sus manos permitir su restitución. En total hay 18 cargos en contra del depuesto presidente, un liberal que irritó a empresarios y políticos al aliarse el año pasado con el presidente izquierdista de Venezuela, Hugo Chávez.

En tanto, desconocidos dispararon contra la comitiva del fiscal general de Honduras, Luis Rubí, que lleva adelante los procesos contra Zelaya. El incidente ocurrió en el sector de Los Palillos, cerca a la ciudad de Montagua, en el centro del país.

"Desconocidos trataron de bloquear la caravana del fiscal y al no conseguirlo, dispararon. No hubo heridos", dijo Orlín Cerrato, portavoz del Ministerio de Seguridad, sin dar más detalles.

Comentá la nota