Honduras: el presidente electo dijo que buscará una salida "honrosa" para Manuel Zelaya

Lo anunció ayer, mientras el depuesto mandatario permanece en la embajada de Brasil en Tegucigalpa. "Yo siento que hay que buscarle una salida. Mi aspiración es que pueda ser una salida honrosa. No hay que atropellar a nadie", dijo Porfirio Lobo
El presidente electo de Honduras, Porfirio Lobo, dijo el lunes que debe buscarse una salida honrosa para el derrocado mandatario Manuel Zelaya, que está refugiado en la embajada de Brasil en Tegucigalpa desde septiembre reclamando su restitución.

Después de que el Congreso de Honduras rechazara el miércoles devolver el poder a Zelaya -una exigencia de la comunidad internacional para reconocer a Lobo-, parece haber quedado en manos del futuro mandatario resolver la situación del mandatario depuesto.

"Yo siento que hay que buscarle una salida. Mi aspiración es que pueda ser una salida honrosa. No hay que atropellar a nadie", dijo Lobo a periodistas durante un acto oficial en el que asumieron los nuevos magistrados del Tribunal Superior de Cuentas. "Lo que debemos entender es que para unirnos debemos estar todos en paz. Yo siento que de los eventos del 28 de junio no debe derivarse aquí ningún tipo más de conflicto", agregó, refiriéndose al golpe de Estado por el cual Zelaya fue sacado del país por militares.

Zelaya dijo el domingo que mientras el Gobierno brasileño se lo permita, seguirá refugiado en la embajada reclamando su restitución. El gobernante depuesto permanece en la embajada rodeado por militares y policías en una selecta zona residencial de Tegucigalpa, con la amenaza de ser detenido si pone un pie afuera.

Comentá la nota