Honduras: otro día de manifestaciones contra el golpe de Estado

Se marchó para mostrar su disconformidad por el golpe que depuso a Manuel Zelaya. Acusaron a la Iglesia de ser cómplice y reclamaron acciones de los EEUU. También hubo huelgas
Miles de manifestantes protestaron en Tegucigalpa contra el golpe de Estado y la Marcha Nacional de Resistencia Popular continuó este jueves por segundo día desde el interior de Honduras, mientras el gobierno de facto dijo que la visita de una misión de la OEA no puede imponer el retorno del derrocado presidente constitucional Manuel Zelaya.

Las manifestaciones en Honduras contra el golpe militar del 28 de junio pasado entraron a su jornada 40 a pesar de la represión de las fuerzas armadas y de la policía, destacaron líderes populares que anunciaron el inicio de un paro general.

Informes del Frente Nacional contra el Golpe, citadas por la agencia cubana Prensa Latina, señalaron que los marchistas pasaron la noche en lugares poblados, entre ellos comunidades campesinas, para dificultar el accionar del Ejército y la policía. En tanto miles de personas se concentraron en el final del boulevard Morazán de Tegucigalpa y marcharon hasta el Parque Central, en el sector histórico de la ciudad.

El líder campesino Rafael Alegría precisó que la marcha de este jueves fue superior a la del miércoles, al señalar el desfile de miles de personas coreando consignas solicitando el fin del golpe y el regreso de Zelaya.

"Todo el pueblo está contra el golpe", dijo Juan Barahona, coordinador general del Frente contra el Golpe, al recordar que este jueves comenzó un paro por tiempo indefinido de las tres centrales sindicales en demanda de la restitución del estado de derecho, roto por la asonada.

Además, los manifestantes de la capital hondureña se aproximaron a la residencia del cardenal Oscar Andrés Rodríguez para expresar el repudio a la complicidad del religioso con el golpe militar, pero las fuerzas antimotines les impidieron acercarse al lugar.

La marcha también hizo un alto frente a la embajada de Estados Unidos para exigir al gobierno de ese país medidas eficaces para derrocar al gobierno de facto encabezado por el empresario y diputado Roberto Micheletti. Finalmente, en el acto del Parque Central, confirmó que las demostraciones continuarán este viernes en la capital.

Por su parte, los estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) celebraron una asamblea al mediodía, tras la violenta represión del miércoles a una manifestación en la cual resultaron golpeadas las autoridades de esa casa de estudios.

Además, el Servicio Meteorológico Nacional inició hoy un paro que "afectará los diferentes vuelos nacionales e internacionales, debido a que la Organización Internacional de Aeronavegación prohibe que las aerolíneas vuelen sin el respectivo informe del tiempo", consignó el periódico local La Tribuna, afín al gobierno de facto.

Por otra parte, el gobierno de facto afirmó que la misión de cancilleres de la Organización de Estados Americanos (OEA), que se propone visitar Tegucigalpa, sólo podrá hacer "sugerencias" pero no imponer decisiones.

En tanto, Washington descartó que haya suavizado su postura frente al golpe en Honduras, al reiterar que sigue comprometido con restaurar el orden democrático en ese país, indicó Robert Wood, portavoz del Departamento de Estado.

Comentá la nota