Honduras: Micheletti se va pero no renuncia

El gobernante de facto hondureño Roberto Micheletti abandonó ayer el despacho presidencial sin renunciar al cargo para dar espacio al mandatario electo Porfirio Lobo, quien asumirá el próximo miércoles.
"Este es mi último día en la presidencia... me retiro a mi casa por la paz de la nación y porque no quiero ser un obstáculo al nuevo gobierno", dijo ayer Micheletti en una entrevista.

Pero avisó: "No renuncio del cargo, sólo me alejo temporalmente'' y agregó que "retornará si las circunstancias lo ameritan y la patria lo exige', advirtió.

"Cumplí con mi misión de salvar a Honduras de un hombre que, como Hugo Chávez, intentó cambiar el destino democrático del país... y se lo impedimos con la gesta del 28 de junio (de 2009)'', en alusión al golpe militar al presidente Manuel Zelaya.

Esa fecha los militares dieron un golpe militar y derrocaron a Zelaya. Luego, el 29 de noviembre, hubo elecciones en circunstancias ilegales y Porfirio Lobo fue el candidato más votado.

Comentá la nota